Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras
21 abril, 2016

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956

Allen Ginsberg: Quiero leer tus más sucias y secretas escrituras

Como bien sabemos toda rebelión es una conversión del alma y detonador de conciencias,  no hay lugar para la pesadumbre, no hay camino que lleve a otra parte – que a uno mismo.

¿Qué pasaría si alguien llamara a la guerra y no fuera nadie?

Allen Ginsberg : homosexual, judío, poeta, beat, gurú y drogadicto son algunas de las  variantes que podrían definir a este escritor Americano, sin embargo lo que más atrae mi atención es su posición de transgresor, destructor de la moral, siempre en busca de la siguiente barrera a demoler, el verdadero ser humano nunca es derrotado. “¡Desatornillar las chapas de las puertas!¡Desatornillar las mismas puertas de sus quicios!”

La primera vez que me enfrente con su poema “El Maestro”, no tuve duda que el peor de los pervertidos se sonrojaría con el texto. Es increíble que en una época cargada de imágenes y contenidos violentos y sexuales te encuentres con líneas que aún tienen la capacidad de incomodarte, de atentar con tu supuesta moderna amoralidad…

El detalle es el amor, la entrega, el deseo, la lujuria cargada de bondad, obsequiar la llave de tu dominación sin miedo, conciente y contento de la búsqueda de la satisfacción,  ¿cuántos hombres y mujeres pueden presumir de esto?, ¿cuántos individuos han llevado sus deseos hasta el final? .

–  “Oh, qué no daría yo por ser joven de nuevo y que la piel de los pliegues de mi ano se alzara”.

Por otro lado el poema estimula y comparte la introspección con el lector, el texto te juzga, te señala y te cuestiona acerca de ¿qué tan libre eres?,  ¿qué tan lejos has llevado tus sueños, tus deseos?, ¿has amado con todas tus fuerzas?, ¿Te has entregado con toda tu alma?, ¿Lo has cambiado todo por nada?

 

b4118e_02f393e86c1447e49433fcb641cd4c57

 

Por Favor Maestro, 1968

 

Por Favor Maestro puedo tocar su mejilla

Por Favor Maestro puedo arrodillarme a tus pies

Por Favor Maestro puedo aflojar tus pantalones azules

Por Favor Maestro puedo mirar tu abdomen cubierto de vello de oro

Por Favor Maestro puedo quitarte suavemente los calzoncillos

Por Favor Maestro puedo hacer que tus muslos queden desnudos ante mis ojos

Por Favor Maestro puedo quitarme la ropa debajo de tu silla

Por Favor Maestro puedo besar tus tobillos y tu alma

Por Favor Maestro puedo tocar con mis labios el duro músculo sin vello de tu muslo

Por Favor Maestro puedo tumbarme con el oído apretado contra tu estómago

Por Favor Maestro puedo rodear con mis brazos tus blancas nalgas

Por Favor Maestro puedo chupar tu entrepierna acaracolada de rubia y suave piel

Por Favor Maestro puedo tocar con mi lengua tu rosado ano

Por Favor Maestro puedo pasar la cara por tus pelotas,

Por Favor Maestro, por favor mírame a los ojo,

Por Favor Maestro ordéname que me tire al suelo,

Por Favor Maestro dime que te chupe tu gruesa verga

Por Favor Maestro pon tus manos sobre mi calvo y peludo cráneo

Por Favor Maestro aprieta mi boca contra tu verga-corazón

Por Favor Maestro oprime mi cara contra tu abdomen, tira de mí lentamente con fuertes pulgares

Hasta que tu muda dureza llene mi garganta hasta la base

Hasta que trague & saboree tu delicada cálida verga barril venos, por favor.

Maestro empújame por los hombros y quédate fijo en mis ojos, & has que me incline sobre la mesa

Por Favor Maestro agarra mis muslos y alza mi culo hasta tu cintura

Por Favor Maestro la áspera caricia de tu mano en mi nuca

la palma descendiendo por mi espalda hasta las nalgas

Por Favor Maestro álzame, mis pies sobre sillas, hasta que mi agujero sienta el alivio de tu saliva y de la caricia de tu pulgar

Por Favor Maestro hazme decir Por favor maestro jódeme ahora,  por favor.

Maestro unge mis pelotas y mi boca peluda con dulces vaselinas

Por Favor Maestro acaricia tu verga con blancas cremas

Por Favor Maestro toca con la cabeza de tu pene mi arrugado agujero del ser

Por Favor Maestro vete metiéndomela suavemente, con tus codos envolviendo mi pecho

Tus brazos recorriéndome hasta el abdomen, tocando mi pene c/ tus dedos

Por Favor Maestro métemela un poquito, un poquito, un poquito

Por Favor Maestro húndeme tu enorme cosa en el trasero

& por favor maestro hazme retorcer mi trasero para devorar el tronco de tu pene

hasta que mis nalgas acunen tus muslos, mi espalda arqueada

hasta que sólo yo esté erecto, con tu espada clavada vibrante dentro de mí

Por Favor Maestro salte y lentamente rueda hasta el fondo

Por Favor Maestro lánzalo otra vez, y retíralo hasta la punta

Por Favor, por favor maestro jódeme de nuevo con tu se,

Por favor jódeme. Por favor.

Maestro empuja hasta que me duela la blandura la Blandura por favor maestro

Haz el amor a mi culo, dale cuerpo al centro, & jódeme de verdad como a una chica,

Abrázame tiernamente por favor maestro yo me llevo hasta ti,

& hunde tú en mi abdomen tu propia y dulce pértiga-de-calidez

que tu manipulaste en soledad en Denver o Brooklin o jodiste en una doncella en

aparcamiento de parís

Por Favor Maestro condúceme tu vehículo, cuerpo de gotas de amor, sudor de coito

Cuerpo de ternura, dame tu coito de perro más deprisa

Por Favor Maestro hazme gemir sobre la mesa

Hazme gemir O por favor maestro jódeme así

A tu ritmo excitante-empujón & retirada-rebote & empujón hacia abajo

Hasta que relaje mi ano, un perro sobre la mesa gimiendo

De terror deleite de ser amado

Por Favor Maestro llámame perro, bestia anal, culo húmedo,

& jódeme con más violencia, mis ojos escondidos con tus palmas alrededor de mi cráneo

& lánzate dentro de mí en un brutal latigazo final a través de suave goteante carne

& vibra durante cinco segundos para eyacular tu calor de semen

una & otra vez, metiéndomela a golpes mientras yo grito

tu nombre Cómo te amo

por favor Maestro.

 

b4118e_fa40c843c40d44e5832f8c0ee4cc1956