Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”
15 junio, 2016

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot

Big Man Japan: Digno Representante del “Falso Documental”

Hitoshi Matsumoto dirige este oscuro y cómico falso documental de un gigante Japonés que sigue la vieja tradición familiar de combatir a los monstruos más grandes y formidables de Tokio. Constantemente se ve atrapado en medio  batallas con todos estos seres de la destrucción, Daisato el personaje principal, hace su mejor esfuerzo para mantener la paz en la ciudad como en todos los aspectos de su vida; está divorciado, sus vecinos han cubierto la fachada de su casa con graffitti y no es visto con buenos ojos en la calles de la ciudad.

Cuando conocemos al personaje de Daisato, descubrimos que es el tema de un documental televisivo sobre su vida como héroe. Aunque a simple vista este súper hombre parece cualquier asalariado promedio, pronto se hace evidente hasta que punto pueden ser engañosas las primeras impresiones. Tras lamentar frente a la cámara el hecho de que nunca ha tenido tiempo para vacaciones debido a las llamadas frecuentes que recibe del Departamento de Defensa de Tokio, la alarma suena, Daisato toma su moto y la cámara comienza a seguir a nuestro protagonista  hasta la central eléctrica de la capital nipona donde recibe la descarga eléctrica que lo transforma en un descomunal sobrehumano luchador del crimen cada que el deber lo llama.

 

Big-Man-Japan_source

 

Daisato viene de una antigua dinastía de gigantes y heroicos pesos pesados, quienes fueron premiados, elogiados y hasta desfiles les dedicaban para agradecerles sus nobles esfuerzos por mantener la paz en Tokio, pero para desgracia de esta figura del bien, en su presente, el interés por los gigantes guerreros ha disminuido por parte del público y se ha convertido en una especie de chiste molesto para los ciudadanos. No solo los ruidos generados por las batallas de Daisato le causan molestia a los ciudadanos, pero son los daños que causa a la infraestructura de la ciudad  lo que realmente tiene enojados a los tokiatas.

Mientras Daisato intenta equilibrar sus responsabilidades con su ex esposa, su hija, su agente y con su senil abuelo, la carga de sus obligaciones personales y profesionales se vuelve aplastante, simplemente la situación se ha convertido demasiado difícil de soportar para este gigante. A pesar de que el film es un “mokumentary” se trata de una película con una premisa seria, en realidad podría decir que es una película muy triste a pesar de su representación cómica.

 

big-man-japan-main-review

243217-giant-monster-movies-big-man-japan-screenshot