The Golden Age of VHS

The Golden Age of VHS
20 junio, 2016

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o

The Golden Age of VHS

Nunca volverá existir en este planeta o en esta realidad un formato de almacenamiento visual con la basta producción que tuvo el VHS.

 

De 1976 al año 2000, el formato VHS (Video Home System) se mantuvo vigente hasta la llegada del DVD, el resultado son 24 años de estabilidad en cuanto a distribución, producción y comercialización del VHS. Por extraño que parezca las corporaciones y estudios pertenecientes a las grandes ligas se dedicaron a realizar la transferencia del formato FILM al  VHS con la finalidad de tener una amplia variedad de su producto, esto permitió a pequeñas, medianas y grandes empresas producir una inmensa cantidad de películas para poder abastecer un mercado que duró más de 20 años.

Las ventajas de ser durante más de dos décadas formato vigente y líder en el mercado son las ediciones de películas y cintas underground o serie B que solo existieron en VHS, micro empresas que lanzaron un sin fin de material para muy reducidos targets que estaban encontrando su microuniverso de entretenimiento, piezas únicas que jamás se volverían a producir en ningún otro formato. Esta es la magia del VHS: 24 años ininterrumpidos de producción visual para el consumidor más exigente de todos los géneros.

La aparición del DVD fue en 1995, sin embargo se continuó produciendo VHS durante 5 años más. El DVD comenzó su proceso de extinción a partir del 2007 con la llegada del BLU-RAY DISC, esto nos deja con 7 años de vigencia y dominación total del mercado por parte del DVD, y el Blu-Ray está programado para desaparecer como formato líder éste año (2016).  Si bien otros apuntan a que el sucesor del Blu-Ray no será un disco óptico sino la tarjeta de memoria, se está trabajando en el HVD, o disco holográfico versátil, con 6 TB de capacidad.

El juego de formatos al que las grandes empresas multinacionales nos han obligado a ser participes es una vil mierda consumista que impide el florecimiento del mismo formato caducándolo de manera express, obligando al consumidor a adquirir la nueva tecnología, una acción infructífera si consideramos que lo primero que se hace es reeditar los mismo y aburridos títulos que todos ya vimos.

 

12321253_1686274521661259_3370393864321271244_n

 

12440740_1686275911661120_3196376937156698940_o

 

12672123_1686275564994488_7936491995984035512_o

 

12719439_1686276078327770_6522035648440814144_o

 

12891134_1686275984994446_2992280093875934033_o

 

12888551_1686274324994612_3473370086417978281_o

 

12888639_1686276141661097_572829875022515958_o