5 Conciertos que Han Hecho de Aural el Mejor Festival de Música Experimental en México

5 Conciertos que Han Hecho de Aural el Mejor Festival de Música Experimental en México
30 noviembre, 2016 D. Lazarini

El Festival Radar siempre se caracterizó por su insuperable labor en la creación del nicho que concentrara a toda la gente que consumía música experimental en México, porque el caso es que hay un mercado, pero los viejos buitres adinerados nunca invierten en algo que se encuentre fuera de su área de confort, y es aquí donde el trabajo y la dedicación del director del ahora Festival Aural, Rogelio Sosa y su equipo, se dan a notar con una lista de artistas que en muchos casos han ofrecido algunos de los conciertos más increíbles que ha recibido la Ciudad de México.

Radar se encargó durante una década de formar los inicios de la comunidad experimental mexicana, no porque antes no la hubiera, sin embargo no existía una centralización formal que exigiera la presencia de toda esta variedad de músicos, artistas, melómanos y curiosos en busca de distintos sonidos que expandieran su panorama musical. Desde el 2002 Radar comenzó sus primeros conciertos y actividades, iniciando una introspectiva por la música electroacústica mexicana, fue hasta su sexta entrega que la dirección pasó a cargo de Rogelio Sosa, y  sería la edición del 2010 la última antes de la creación de Aural; festival que continuaba con un giro de carácter experimental similar al de Radar, sin embargo este proyecto sería totalmente de Rogelio Sosa. Aural recibió con mucho gusto el nicho que Radar fue cultivando desde hacía ya una década de colaborar con artistas internacionales y nacionales, haciendo de México un lugar propicio para la exploración artística y sonora, además de volver visible una escena que desde hace 10 años se venía concentrando en el corazón de nuestra ciudad.

Para darnos cuenta de la fina transición de un festival a otro es suficiente con dar un vistazo al cartel del Radar del 2010 y el de Aural del 2011:

Radar 2010: Dúo Bruck-Ross, Wilhelm Bruck & Theodor Ross, Eva Zöllner, Mauricio Kagel, Gordon Kampe, Alexander Bruck, Charles Gayle Trio, Cellule d’Intervention, Metamkine, Tony Conrad, Boredoms, KK Null.

Aural 2011: Melvins, The Residents, Evan Parker, Chris Corsano, John Edwards, John Russell, Text of Light, Maja Ratkje, Earth, Mark Dresser, Kan Mikami, Aaron Dilloway, C Spencer Yeh.

Como podemos ver la tendencia es la misma, sin embargo los horizontes se expanden y las ambiciones del festival quedan bastante claras, es increíble que su ausencia de tan solo un año haya creado una nostalgia tan inmediata, la cual se desvaneció con el anuncio de la edición del 2016.

A continuación te presentamos 5 momentos memorables en la historia del festival que te harán reconsiderar la posible tragedia de perderte el regreso de Aural, que para ésta edición unió fuerzas con el Festival Bestia, otro gran ejemplo de las propuestas salvajes y arriesgadas que se están gestando en el corazón de la Ciudad de México, la cual incluye en sus credenciales artistas como: Neurosis, Marc Ribot, John Zorn, Mike Patton, entre otros.

 

* The Residents, Aural 2011 – Lunario del Auditorio Nacional

 

dscn0176

The Residents, Aural 2011 – Lunario del Auditorio Nacional / Foto: POV

 

El mito de The Residents se ha mantenido firme por más de cuatro décadas, una banda que alejó totalmente su imagen personal de su proyecto musical no revelando su identidad y creando desde el anonimato uno de los más grandes secretos de la escena experimental contemporánea.

Jamás han dado una entrevista, ¿quienes son?, ¿realmente existen?, ¿de que va toda esta mierda? Lo único seguro es que esta mierda va en serio y es extrema, es irónica, es increíble y de donde quiera que salga no deja de fluir; es un manantial infinito de ideas y posibilidades, de transformaciones que siempre reinventan el concepto del trabajo anterior, crecer, modificarse siempre en busca de la recontextualización. Por ejemplo, explorar las nuevas posibilidades de la tecnología, siendo una de las bandas pioneras en utilizar formatos como el VHS, Laser Disc y las posibilidades del CD-ROOM interactivo, los mundos fantásticos y retorcidos no se detienen, avanzan, crecen y triunfan, y que mejor éxito que tener un refrigerador con absolutamente todo el material que The Residents ha editado en los últimos 47 años, esto almacenado delicadamente en el Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York.

 

residents769_10152570927266411_4363653695769548217_n

 

Así como su historia es una locura, sus en vivo no se quedan atrás, cuando los presencié en carne propia no había visto nada semejante en mi maldita vida, la atmosfera sin duda sería uno de sus puntos clave, el Lunario se encontraba totalmente inmerso en una pesadilla catatónica, delirio inigualable del Spoken Word, ambientado con un escenario que mostraba un sofá, una lámpara y un televisor con ruido blanco, los músicos vestían trajes y mascaras que sobrepasan el espíritu de cualquier banda actual que guste de usar accesorios en el rostro, llevando la extravagancia al punto más alto cuando hizo acto de presencia el frontman con su disfraz de anciano con la pijama y corbata que siempre soñaste tener, un infame desgraciado manipulador de cintas que ha tenido la bondad de despedazar cualquier forma de clasificación musical, el acto resulta no solo asombroso musicalmente, es una obra de teatro a lo que te estas enfrentando, una desquiciada puesta en escena con movimientos y samplers en tape, disparados en tiempo real, cuatro círculos blancos se aprecian al fondo del escenario los cuales muestran los visuales que uno espera ver en un concierto de los Residents, ustedes saben a que me refiero…

 

* Faust, Aural 2012 – Lunario del Auditorio Nacional

 

dscn4689

Faust, Aural 2012 – Lunario del Auditorio Nacional / Foto: POV

 

Uno de los errores más celebrados entre los devotos del Krautrock es el cometido por el sello Polydor, uno de los labels comerciales más populares de los 60’s y 70’s, aunque parezca increíble el sello tomó a Faust como sus protegidos, el pequeño pero atractivo éxito fuera de Alemania que obtuvo CAN y Amon Düll II, tomó por sorpresa a los directivos de Polydor los cuales estaban completamente seguros que la música alemana contemporánea no tenía nada que ofrecer, el Reino Unido se encargó de revelar la joya que el rock alemán parecía ser, debido a la gran cantidad de publicaciones británicas dedicadas al circuito musical fue inevitable que se tropezaran con discos monumentales como el Monster Movie y el Yeti.

Los directivos de Polydor en Alemania se encontraban confundidos e indecisos y fue el momento ideal para que un periodista alemán les realizara la propuesta que estaban esperando, la de crear una nueva banda alemana que tuviera la oportunidad de competir con The Kinks o incluso The Beatles, y así fue como Uwe Nettelbeck y Polydor crearon un monstruo manufacturado que estaba totalmente fuera del alcance de sus expectativas y más aun de su control, los integrantes de Faust recibieron todo el apoyo y entraron en ese espectacular y privilegiado mundo donde el dinero no es un obstáculo para la producción musical, Faust trabajaba en sus excesos físicos, mentales y espirituales, los cuales se llevaban acabo en una casa que se encontraba en las profundidades del bosque a las afueras Hamburgo, lugar que había sido proporcionado por Polydor para que la banda viviera y compusiera sin la agobiante vibra citadina y que de esta manera la creatividad pudiera florecer en lo que se suponía sería el nuevo éxito internacional, por supuesto la casa estaba cargada con el mejor equipo, instrumentos, amplificadores, micrófonos y mesa de mezclas, con ingeniero de audio incluido que se encontraba a la disposición del grupo las 24 horas del día, al recibir las primeras maquetas Polydor comenzó a preocuparse, dudaba que sus nuevos protegidos en los que estaban invirtiendo miles de dólares pudieran hacer algo escuchable, mucho menos vendible, sin embargo el optimismo y apoyo de Uwe Nettelbeck mantenían a Faust dentro del barco, y así fue como muy a pesar de Polydor, el primer material de Faust vio la luz en 1971, uno de los más espeluznantes discos jamás realizados, desde la belleza íntegra y enigmática de su funda y disco transparentes que muestran como único distintivo la radiografía de un puño que resguarda una obra maestra sensitiva y sensorialmente extrema financiada en su totalidad por una multi-nacional: una auto-violación que desgarra las entrañas de los principios capitalistas.

 

04-photo1

 

Faust representa la parte más agresiva y profunda de la experimentación de la Alemania de los setentas, junto con Limbus 4 y su álbum “Mandalas” son los dos representantes de un sonido que va más allá del rock, y se acerca más a la valoración de la esencia por su agresión contra la armonía y en ocasiones la forma; su sonido es una oscura atmosfera que envuelve y yuxtapone elementos de orquesta, estiramiento de frecuencias y samplers de los máximos icónos pop, dando como resultado un viaje al interior de una de las propuestas experimentales invertebradas más interesantes y espesas de Krautrock alemán.

 

Faust, Aural 2012 - Lunario del Auditorio Nacional

Faust, Aural 2012 – Lunario del Auditorio Nacional / Foto: POV

 

dscn4678

Faust, Aural 2012 – Lunario del Auditorio Nacional / Foto: POV

 

Una vez más el Lunario fue testigo de la leyenda musical extrema, primero se presento Z’EV, uno de los iconos de la percusión industrial que desde los cuatro años ha estado frente a los tambores, Z’EV que también es poeta y artista multimedia insertó a la audiencia en el trance de su performance, el cual desde los 80’s cautivó a la escena undeground neoyorquina, posteriormente los iconos del Kraut, Faust harían acto de presencia, Werner Diermaier (Zapi) y Jean-Hervé Peron (Art-errorist), junto a la variedad de instrumentos que siempre los acompañan: guitarra, saxofón, flauta transversal, bajo, percusiones y su ya clásica mezcladora de cemento; el uso de éste barril de metal en constante movimiento es una autentica locura, frente a la mezcladora se encontraba una pila de graba y palas colocadas junto a las guitarras, comos es costumbre en la tradición de Faust el desconcierto era evidente, parecía que los instrumentos estaban en una obra negra. Se insertó este elemento puro y totalmente industrial para la construcción y deconstrucción de sonidos obteniendo resultados únicos en la historia del rock alemán; Peron talla la superficie del barril con la punta de su micrófono, el sonido es asombroso, brutal, frío, movimiento oxidado, una completa extravagancia, de pronto toman las palas y comienzan a sumergirlas en la grava, acarrean las pequeñas rocas al interior de la mezcladora, el sonido es estremecedor, ahora no solo es metálico y frío, a partir de es instante la sedimentación de las piedras se convierten en un elemento musical, la nube de polvo no se hace esperar, la gente tose y no puede creer lo que está sucediendo en el Lunario del Auditor Nacional, el lugar ya está destruido, la gente respira tierra y la batería comienza a sonar. Faust vino a enseñarnos como después de 45 años siguen frescos, innovadores, extremos y únicos, tal como han sido las ultimas cuatro décadas.

 

Faust, Aural 2012 - Lunario del Auditorio Nacional

Faust, Aural 2012 – Lunario del Auditorio Nacional / Foto: POV

 

* Maja Ratkje, Aural 2011 – Casino Metropolitano

 

dscn0292

Maja Ratkje, Aural 2011 – Casino Metropolitano / Foto: POV

 

Una de las mujeres más interesantes del Noise Noruego y del mundo es el caso de Maja Solveig Kjelstrup Ratkje, su habilidad de improvisación vocal la han colocado entre los lugares más sobresalientes de la música experimental contemporánea, Maja se presentó con un vestido largo y casi medieval que le daba el toque vikingo, una princesa noruega que vino desde muy lejos para destruir tus oídos, su sonido es brutal y estremecedor, difícil de digerir, todo generado a partir de la modificación de su voz en tiempo real por medio de su hardware y software, un pequeño arsenal de controladores y pedales que procesan la voz convirtiéndola en susurros del infierno, modulando su intensidad conforme el concierto va avanzando.

 

dscn0267

Maja Ratkje, Aural 2011 – Casino Metropolitano / Foto: POV

 

Con una carrera de más de 20 años que inició a finales de la década de los noventa, Ratkje ha recorrido una amplia variedad de proyectos en los que ha explorado las posibilidades de la agresión sonora, tales como: x, y, z, Agrare, Fe-mail, Maja S. K., Lasse Marhaug, Phantom Orchard Ensemble, Slugfield, Spunk, Trinacria y casi una veintena de materiales de solista y en colaboración. Una destacada interprete que sacudió las entrañas del Casino Metropolitano, Maja Ratkje es el demonio.

 

dscn0282

Maja Ratkje, Aural 2011 – Casino Metropolitano / Foto: POV

 

* Aaron Dilloway, Aural 2011 – Casino Metropolitano

 

dscn0251

Aaron Dilloway, Aural 2011 – Casino Metropolitano / Foto: POV

 

El fundador de la mítica banda experimental Wolf Eyes y dueño del sello Hanson Records, label mayormente especializado en tapes y en grabación Lo-fi, fue otro de los grandes expositores en el Aural del 2011, con un sonido análogo gordo y sucio, así como una amplia variedad de dispositivos que utiliza para modificar la señal que dispara de su grabadora de 8 tracks, Aaron Dilloway generó una de las presentaciones más ruidosas de aquella edición del festival; con cables que salen de su boca y una mesa en la que se encuentra sentado frente una gama de máquinas de baja calidad, muchas creadas o modificadas por el mismo Dilloway, nos mostró la potencia y su facilidad para hacer sangrar los oidos, mucha de la audiencia no soportaba las frecuencias que despedían las bocinas de aquel concierto, tapándose los odios, haciendo un intento vano y desesperado de escapar a la ferocidad de uno de los tótems del Noise americano.

 

dscn0254

Aaron Dilloway, Aural 2011 – Casino Metropolitano / Foto: POV

 

dscn0259

Aaron Dilloway, Aural 2011 – Casino Metropolitano / Foto: POV

 

* C Spencer Yeh, El Nicho Aural 2011 – Laboratorio Arte Alameda

 

dscn0322

C Spencer Yeh, El Nicho Aural 2011 – Laboratorio Arte Alameda / Foto: POV

 

Dentro de las actividades que se llevaron acabo en el Festival Aural se encuentra la propuesta del Nicho, un sub-festival que busca romper aún más los estándares y convencionalidades de un concierto, promoviendo que tanto el artista y como el espectador se encuentren en el mismo espacio sin la separación de un escenario, conciertos íntimos y subterráneos son los que se pueden presenciar en las actividades de El Nicho, el cual es dirigido por Eric Namour. Uno de estos íntimos conciertos fue el realizado por Spencer Yeh, nativo de Ohio y en la actualidad residente de Nueva York, este músico está principalmente orientado al uso de las cuerdas, en especial las del violín, instrumento que procesa junto con su voz, ambos sonidos (voz y violín) son sometidos a una mutación que los aleja de su significado musical, el proceso que los interviene los separa de sus contextos o “presets”, la nota y el tono se recontextualizan colocándolos en nuevas posibilidades, insertándolos en nuevos escenarios, dentro de nuevos micro universos lejos del sonido original.

Spencer Yeh es un músico electroacústico que ha entendido la forma de separarse de la academia explorando con la implementación del DIY y la creación de mini sellos discográficos, que por lo regular son utilizados para lanzar sus propios materiales. El universo del arte en las portadas de sus producciones sobresale ya que a diferencia de otros colegas electroacústicos Spencer explora la formula y los colores de un avant pop.

 

challenger-back-1200_800 a0149463823_10

 

 

 

 

 

 

 

 

 

dscn0346

C Spencer Yeh, El Nicho Aural 2011 – Laboratorio Arte Alameda / Foto: POV

 

Spencer Yeh impresionó a la audiencia que se encontraba en el Laboratorio Arte Alameda (LAA), conectó su violín y sus micrófonos que utiliza como una extensión de los instrumentos, modificando y perilleando los ajustes de su frecuencia, la mayor parte proviene de su voz, la cual crea una atmosfera Noise descomunal pero siempre domesticado, un músico que ha refinado el salvaje comportamiento del ruido convirtiendo las partituras de sus obras en diseños únicos, su ejecución fue como caer a las oscuridad de un vórtice que contiene los agresivos cambios, giros y pulsaciones que responden siempre a coordenadas matemáticas que proceden y actúan de acuerdo a una variación de sonidos que son interrumpidos por arreglos acústicos del violín, tranquilas y pasajeras notas que logran marcar la ruptura entre dos universos musicales.

 

dscn0317

C Spencer Yeh, El Nicho Aural 2011 – Laboratorio Arte Alameda / Foto: POV

 

El Festival Aural inicia sus actividades hoy 30 de Noviembre, las razones para no perdérselo sobran, sin embargo recuerden que asistiendo seguimos fomentando la cultura experimental en México y apoyando a una de las propuestas que representan el lado subterráneo musical más hermoso e interesante del extinto Distrito Federal.

 

Para mayor información visita:

www.festivalaural.mx

www.bestiafestival.com

 

dscn0326

C Spencer Yeh, El Nicho Aural 2011 – Laboratorio Arte Alameda / Foto: POV

 

The following two tabs change content below.
D. Lazarini