Bestia 2015: Ciclo John Zorn en México

Bestia 2015: Ciclo John Zorn en México
21 abril, 2016 Gerardo Peralta

Para quienes nos jactamos de ser unos obsesivos del ilimitado archivo sonoro de John Zorn, y que como bajo algún hechizo salomónico intentamos absorber el esotérico significado de su obra y sus cientos de referencias, el 5 de diciembre estaba marcado en el calendario como el regreso del rey de los judíos y la reunión con su devoto pueblo, al menos en esta parte del planeta.

A manera de introducción, es importante precisar que en su mayoría este festival estuvo dedicado a creaciones que tienen su origen en Masada, que como sabemos, aparte de ser la fortaleza natural donde se refugió y se suicidó la secta judía de los zelotes, es uno de los proyectos más sólidos de Zorn, donde condensa la fuerza y la devoción por el klezmer, fungiendo como punto de partida de una gran porción de su universo musical, ya que entre 1993 y 2009 ha compuesto 613 piezas, que visto desde la ciencia de la numerología corresponde cada una a los 613 mandatos de la Torá. Teniendo por resultado, las primeras 200 composiciones para el cuarteto Masada, las siguientes 300 para Masada Book II :The Book of Angels y el resto completa el ciclo para la serie recién estrenada Masada Book III : The Book Of Beriah.

Dejando de lado un poco la historia, en esta ocasión este increíble músico transgresor incluso para la vanguardia, presenta por primera vez en México una parte de su colección: The Book Of Angels y el estreno de The Book Of Beriah, que como sabemos, son composiciones que Zorn mismo encarga a diferentes colaboradores alrededor del mundo, haciendo de este proyecto algo sin precedentes e increíblemente pretencioso, y en este caso los artistas elegidos para presentar dichos proyectos en la tercera edición del Festival Bestia fueron Klezmerson, Abraxas y Secret Chiefs 3.

Como todo ritual, el evento comenzó a la hora acordada en punto, tal como lo indicaba el programa iniciando con Klezmerson, conjunto mexicano liderado por Benjamín Schwartz, quienes fueran los encargados de grabar Amon: The Book Of Angels Volume 24, dedicado claro está a Amon, guardián de las puertas del infierno según la tradición judeo-cristiana. Ya adentrándonos en materia de la presentación, nos ofrecieron lo que cualquier persona con previo conocimiento de su música esperaría, una muy buena ejecución, mezcla de percusión, violines, flautas y demás que hacen honor a su nombre, creando sonidos que expresan claramente los diversos aspectos del péndulo cultural judeo- mexicano. En resumen, una presentación bastante decorosa y muy bien recibida por el público, aunque algunos decibeles por debajo de los actos siguientes, aún teniendo en cuenta que son géneros totalmente distintos.

 

b4118e_d7f2d7defde147b0a675e41a1df01cdc

 

Para el segundo acto, ya el evento iba tomando forma, y era el turno de Abraxas, grupo neoyorkino que interpretara “Psychomagia” producción de 2014, pieza compuesta por John Zorn, haciendo alusión al trabajo del poeta y astrónomo Giordano Bruno y al cineasta Alejandro Jodorowsky, teniendo como líder al bajista y multi-instrumentista Shanir Ezra Blumenkranz, quien también fuera el encargado de grabar Abraxas: The Book Of Angels Volume 19, dedicado a Abraxas, demonio que ostenta la dualidad divina. Guitarras virtuosas a lo John McLughlin y estruendosas a lo Marc Ribot, aunado un beat bastante subido de tempo al más puro estilo del progresivo, fusionado por fuerza con escalas totalmente judías y compases compuestos que se llevaron poco más de media hora en una presentación nada espectacular si se tiene como referencia lo increíblemente preciso y contundente del sonido del disco en sí, es por eso que para quienes lo presenciaron sin previo conocimiento, se deslumbraron como cuando se mira directamente a las entrañas del sol. Si bien son músicos de primera línea, (ya que Zorn nunca se equivoca y menos si deja en manos de alguien más su trabajo) distan mucho del poder alcanzado en el estudio. Mucho estruendo, mucha velocidad, mucha técnica y definitivamente muy poco feeling, y lo que es peor aún, una actitud nefasta. Lo más sobresaliente de este acto, fue la brillante ejecución del sintir o gimbri por parte de Shanir Ezra Blumenkranz, que es una especie de bajo proveniente de Marruecos, dándole ese extra que salva a la presentación de un rotundo “sin pena ni gloria” apenas emocionando a unos cuantos poco experimentados en el largo y confuso laberinto de los sonidos.

 

b4118e_b6a4dcf7289a4fbf8cda71a865c5febd

 

Ya en la antesala del evento principal, era el turno de recibir a Secret Chiefs 3, quienes fueran los encargados de mostrar al público la incipiente serie, Masada Book III – The Book Of Beriah, que representa la substancia etérea inicial de la creación, y quienes también fueran algunos de los músicos detrás de Xaphan: The Book Of Angels Volume 9, entrega que hace gala del demonio que se unió a la rebelión de Lucifer sugiriendo prenderle fuego al cielo y como castigo tiene como cargo mantener encendidas eternamente las llamas del infierno. Teniendo como referencia esta última producción, bajaron un poco las revoluciones, mostrando como máxima referencia al afamado violinista Eyvind Kang, el ejecutante principal de Alastor: Book of Angels Volume 21, producción dedicada al demonio ejecutor de las sentencias tomadas por el rey del infierno. Kang quien con su violín cargado de virtuosismo oriental supo mantener una presentación a flote que tuvo varios inconvenientes, desde la actitud de los músicos, como lo extendido de su presentación. Desde una óptica objetiva, tal pareciera que no querían tocar o lo hicieron de muy mala gana, que por tristeza, extendieron su set un poco más de lo esperado, que para quienes esperábamos el momento cumbre, las ansias nos devoraban mientras pasaban los minutos.

 

b4118e_3147add56b3e4533a4d353db089d46f3

 

Antes de continuar, es momento de una pausa y hacer una breve recapitulación de lo sucedido hasta ese punto:

El Lunario, recinto perfecto para albergar un evento de tal magnitud, donde se puede ver y escuchar de la mejor manera, Klezmerson una agradable sorpresa, que definitivamente plasma a la perfección tanto su sentir, como las oleadas de oriente medio que tanto presume Zorn en su basto trabajo. Sin duda alguna algo a lo que no hay que perderle la pista. Abraxas, nos mostraron por qué Zorn se fijó en ellos, dando una demostración de técnica increíble, regalándonos una presentación digna aunque carente de  agresión, que siempre es altamente demandada por el género. Y por último Secret Chiefs 3, que de no ser por la maestría de Eyvind Kang, pudieron haber estado o no y el evento hubiera seguido su curso sin ninguna atenuante. Cabe aclarar que no es una crítica ni por menos al trabajo de Zorn, que es incuestionable, simplemente es relatar el desempeño de los artistas, que como espectáculo quedaron a deber.

Aunque siempre es grato exponerse a sonidos que emanan de esa fuente inagotable y de obsesiva necesidad creativa que representa John Zorn, el plato fuerte sin lugar a dudas sería el último acto, el gran cierre, Bladerunner.

 

b4118e_c608af9383f24c81aac19bca13d4b4a5

 

Llegada la hora, uno a uno fueron saliendo al escenario para entregarnos treinta minutos… por mucho, cargados de violencia y agresión pura sin igual. Un gran choque de egos descarriados bajo el manto sagrado de la improvisación de 3 monstruos: Bill Laswell, Dave Lombardo y por supuesto John Zorn, quien ahora sí, vino a demostrar lo que mejor sabe hacer y lo que tanto deseábamos presenciar. Como si fuera un acto mágico, esa trinidad pagana y malévola se nutrió de la energía de los presentes para devolverla con un estruendo infernal cargado de virtuosismo y una calidad inimaginable. La improvisación fue perfecta, De Zorn a Laswell, de Lombardo a Zorn y así hasta que todos mostraran sus atributos, mismos que los colocan en el atrio más alto e imponente de la música de vanguardia. La vista era sin igual, Zorn con su pantalón camuflado que es ya todo un clásico, Bill Laswell con una presencia tan grande que parecía que estaba solo en el escenario, y por supuesto la increíble velocidad y furia de Lombardo detrás de esos tambores, haciéndose notar muy superior a cualquier músico de percusión en toda la noche. Zorn escupía y escupía saliva de una manera colosal, al mismo tiempo que salían hechizos y conjuros de ese saxofón, el ritmo era algo tan perverso como el pulso de un dragón enfurecido y Laswell marcaba el tiempo y generaba el ambiente como pocos podrían hacerlo, incluso siendo una orquesta completa.

 

b4118e_ad099ed29ae64ae4a7cab636043152e9

 

b4118e_edd8735efa694e6bb2f0b18d2d6fc081

 

Algo que no sorprende pero molesta, es el poco conocimiento que muchos de los presentes tenían sobre los actores principales de tal ritual, siendo consumidos por tremenda bestialidad dejándolos inmóviles al tiempo que los más allegados no paraban de reaccionar ante tal majestusidad auditiva actuando como dementes y degenerados poseídos por semejantes demonios. Las partituras, que como grimorios de tiempos remotos, mutaban en vibras etéreas y viajaban por el aire recordándonos la magia de Abrahamelin, escritos encriptados que como vasija y objeto de culto contenían fuerzas que obedecen a otro plano espiritual, generando una energía cósmica de diferentes densidades. El encore fue brutal, y no por la aparición de otros músicos en escena, sino por la manera de llevar el ruido y la ira a niveles superlativos por parte de Lombardo, llevándose de calle a Kenny Grohowski en un drum battle donde Laswell y Zorn se unieron y lo hicieron aún más grande, tan grande como si todas las almas del lugar se trituraran en una licuadora, elevando su alma al límite de lo absurdo y lo grotesco de la mano de un jazz – noise experimetal. Eso y tal vez un poco más que no se puede expresar propiamente con palabras fue lo que Bladerunner le escupió en la cara al publico, demostrando por qué son 3 de los pilares emblemáticos de la música contemporánea de vanguardia y alquimistas sonoros que juegan con fuego sin quemarse. Sin duda alguna el evento del año.

 

b4118e_774716c98a62494eb4d4191ab48ec6b2
Fotografías: Ray Marmolejo

The following two tabs change content below.
Gerardo Peralta

Gerardo Peralta