fbpx

Tomando ácido en Reino Aventura; violación, muerte y suicidio

By in Art & Lenguage, Home, Música, Ultimas 1

Los noventa mostraron la última generación que se desarrolló sin internet, una gran época para la especulación financiera, enfermedades de laboratorio y comer ácido de mala calidad, ese que pega con mucho brillo, baja resolución y cmd+S deshabilitado. En México la fiesta de espuma y el high energy se encargaron de posicionar el sonido dance, mientras que el rock continuaba en auge y nos hacía creer que jamás se detendría. El pánico dinamitó el horror, una confusión de principios desfasados con el México de Salinas y Colosio convertía a este último en nuestro “Tiny” Kennedy, a Paco Stanley y su coca en héroes nacionales y por otro lado, a Fobia en la esquina de los incomprendidos, aquellos que flotaban en el miasma de la payasada, la novedad y la inmoralidad.

Demasiado pop para el subterráneo, demasiado experimental para lo comercial, así fue Fobia. José Ángel Balmori, escritor mexicano autor de “Ascópolis” (2011), “Palladivm” (2015) y “Década Podrida” (2015), es nuestro guía espiritual en “Tomando Ácido en Reino Aventura” libro recién editado por Discos Cuchillo que es un recorrido por la historia de la banda, que fue un valioso ejemplo de las exploraciones musicales de la juventud del 89, una propuesta que buscaba ser libre de las ataduras locales sumergiéndose en anhelos que tenían como modelos a los Talking Heads y a los B52’s, y aún sin lograrlo, consumaron un estilo peculiar de aquel momento que se desplaza en un limbo lejano del folklore nacional y del rock-punk-grunge. Realizaron pop con letras que me hacen pensar en los Butthole Surfers o en Big Black, como esa que habla de cuatro fulanos que entran al cuarto de Raquel (una menor) para violarla en grupo mientras duerme, “Los Muñecos”, tema con el que abre su primer álbum de estudio “Fobia” (1990) nos dice mucho de la época y de la banda, una radiografía de la escena y del país.

La banda y su obscena visión de la vida los hizo una pastilla difícil de tragar, viniendo de familias acomodadas no contaban con la conexión del barrio que beneficiaba a propuestas como La Maldita Vecindad, ni a las que coqueteaban con el New Age como Caifanes, ellos tenían anomalías propias de una “burguesía moderada” con aspiraciones post punk y new wave que se fabricaban con sintetizadores, cajas de ritmo y secuenciadores. Ese primer album tenía una portada horrible, era un pop esquizoide con una variedad de letras que ofendería a muches si se lanzará mañana, manejaban tópicos como la agresión sexual, el suicidio y la muerte, así fue que Fobia pasó bastante desapercibido si pensamos en sus contemporáneos de Café Tacuba. 

Excesos que desembocan en un hedonismo perverso impulsado por deseos y miedos de jóvenes que tuvieron la oportunidad de comprar instrumentos y encerrarse en una cochera para componer temas sobre fiestas con ácido en el ponche o crear el himno al virus del papiloma humano; “El Microbito”. Para 1991 su segundo álbum de estudio “Un Mundo Feliz”, contaba con un arsenal envidiable en el estudio; Oberheim Matrix 1000, Ensoniq Mirage, Roland D50, Yamaha TX81Z, Roland S-550 y el rack de Akai S1000, pareciera que fue 808 State quien grabó con este gear, pero fue Fobia el que realizó uno de sus mejores discos, el más volado de sus experimentos, ese que Balmori te invita a escuchar después de ingerir una “pizca de psicodélico”.

El libro se presenta en una hermosa edición diseminada en fanzines, un arte-objeto que se desglosa en los esenciales primeros cuatro discos de Fobia que uno a uno se van diseccionando como cadáver fresco que aún se enfrenta al estado de putrefacción. Complementado por las salvajes ilustraciones de Valis Ortiz,  los aromas y vibras de la descomposición de la banda continúan ejerciendo influencia en la colectividad musical. Fobia no es una ruina, aún es habitable por la carne de una época que conoció el goce de abrazar al dragón Cornelio en busca de aterrizar ese mal viaje del auto sardina. Un libro indispensable para los entusiastas de la historia de la música en México.