Al Goldstein – La Oveja Negra de la Pornografía

Al Goldstein – La Oveja Negra de la Pornografía
7 diciembre, 2017 Gerardo Peralta

De la trinidad de editores pornográficos en occidente conformada por el playboy por excelencia Hugh Hefner, el creador de Hustler y siempre rodeado de escándalos, Larry Flint, y Bob Guccione, mente maestra detrás de la revista Penthouse, ninguno de ellos llegó tan lejos con contenido de calidad, ofensivo y desafiante como Al Goldstein, el monstruo judío detrás de la extravagante y radical revista Screw. Este personaje asqueroso e imprescindible dentro de la historia de las publicaciones y emisiones pornográficas inicia su camino en el ya lejano 1968 en NYC, durante momentos en que el sistema legal americano estaba enredado en una batalla sobre el significado de la palabra obscenidad. Evidentemente se sacó ventaja de esa situación y no fue un impedimento para que el negocio tomará cada vez más fuerza, aún cuando los cargos por obscenidad eran el pan de cada día. Basta echar un vistazo a los números donde expone ilegalmente fotografías de la primera dama Jackie Kennedy al desnudo, la publicación de los eróticos y pornográficos relatos de Little Birds a cargo de Anaïs Nin, las contribuciones de Robert Crumb para las portadas de la revista y una infinidad de artículos e ilustraciones que desafiaron la moral de su tiempo con material que ayudó a explorar las fantasías, necesidades y fijaciones sexuales de una ciudad que es un epicentro cultural a nivel mundial.

Por si fuera poco, además de lanzarse como actor, darle vida a diferentes encarnaciones de Screw con un alto impacto en los consumidores como: Bitch Magazine, Smut Magazine, National Screw, Death Magaziney Screw West, llegó a tener desde 1975 un programa semanal únicamente para la audiencia neoyorquina titulado Midnight Blue, donde a manera de programa de revista da salida  al más sucio y depravado contenido de su línea editorial gracias a la entonces mágica señal por cable.

 

 

Algunos ejemplos de los momentos memorables de este programa son las entrevistas con actores de la escena underground, como la que realizó a David Allen Coe en la década de los ochenta, donde la conversación giró en torno su persona,  que hasta ese momento era uno de los más degenerados de todos los tiempos, una prueba de ello es el testimonio sobre el asesinato de un homosexual en prisión, y la interpretación de sus temas más salvajes y misóginos.

Igualmente a principios de la década del ochenta, incluso intimidó e intentó corromper los ideales de Tiny Tim con una plática sobre la masturbación y sus deseos sexuales.

 

 

Otra celebridad que participó de este programa fue R. Crumb, una entrevista que resultó en un diálogo entre pervertidos que tenían inoculado el virus del degenere, una interesante plática entre ilustradores y editores expertos en el mundo de las publicaciones depravadas.

 

 

Para 1995 Al Goldstein ya lo había logrado todo, y era momento de narrar su historia y la de Screw Magazine. Producido por Cinema Village, Headlock Films, Saint Dympna y dirigido por Alexander Crawford,  el documental Screwed que en sus inicios llevaría por nombre Porn, funge como un counter de bajo perfil ante la película de Milos Forman ͞The People Versus Larry Flynt de 1996. En ella se muestra a Goldstein como a un rebelde dispuesto a defender la Primera Enmienda a toda costa. Además de las entrevistas con el propio Goldstein, el documental también presenta entrevistas con sus más grandes admiradores, al tiempo que se vale de los sonidos de legendarias bandas de diversos géneros como Boss Hog, Melvins, Mudhoney, Guv’ner y demás bandas del underground americano para dejar clara su versión sobre la vida de sus proyectos y la impresión de los artistas sobre el mundo de la pornografía.

 

 

Después de haberse postulado para presidente, después de varias decenas de juicios, de la censura, de ser acusado de acoso, y de ser el responsable de descontextualizar el romance del sexo, en 2003 Goldstein se declaró en bancarrota, y Screw así como todo lo relacionado al proyecto cerró sus puertas para siempre. Los años venideros fueron la caída del imperio, viéndose en la necesidad de robar y mal vivir por las calles después de perder su patrimonio en Florida. Murió en 2013 relegado en el olvido por fallas renales, dejando un legado de culto en la industria pornográfica.

 

 

Entonces ¿Por qué es importante la repulsiva existencia de Goldstein? Porque al parecer la libertad de la que hoy se goza y con la que irónicamente nadie se siente satisfecho, pareciera que ha sido embajadora de la idea de que se puede decir y opinar lo que sea, hasta el grado de darse el lujo de ser un imbécil en la plataforma que elijas, ya sea radio, TV, medios impresos e internet. Y el resultado es basura, contenido paupérrimo y la explotación de lo trendy que raya en lo asqueroso. Personajes como Al Goldstein, dejan de manifiesto que fue un osado radical y un propulsor de la diversidad de pensamiento, y que por medio de sus publicaciones dio cabida a una amplia gama de expresiones artísticas propias de una ciudad mecca del arte contemporáneo.

 

 

The following two tabs change content below.
Gerardo Peralta

Gerardo Peralta

Gerardo Peralta