CROMA / DEREK JARMAN: Revelaciones Sobre el Espectro Visible

CROMA / DEREK JARMAN: Revelaciones Sobre el Espectro Visible
24 agosto, 2018 David Basilio

CROMA fue la forma que Derek Jarman eligió para afrontar la inminencia de la muerte, es su epitafio y a la vez una antología histórica y teórica del color. Editorial Caja Negra tuvo la bondad de editar por primera vez en español este documento mutante de poesía intercalada con la lenta, dolorosa y farmacéutica narración del triunfo del VIH sobre la existencia del poeta, pintor, cineasta, hombre-jardín y precursor visual del punk.

Los 20 capítulos que conforman este compendio de opiniones cromáticas es el esfuerzo por conservar su memoria y su conexión con la luz; está perdiendo la vista, más importante que la vida misma para un hombre que vive para la imagen. Construye un diálogo consigo mismo usando los restos de influencias artísticas y filosóficas que el virus y el Ganciclovir le permiten conservar, vuelve los pasos en su biblioteca, se detiene en cada uno de los colores para abordarlos desde su sensibilidad poética, o desde los sabios ojos de sus tótems sagrados: Wittgenstein, Plinio, Leonardo, Ficino, etc. Jarman se aferra al espectro visible a través de otro virus, la palabra. 

 

 

Ni siquiera el Cytomegalovirus ni otras afecciones producto del Sida debilitaron su inteligente militancia e ideología política, a lo largo de las anotaciones siempre encuentra un momento para criticar al estado imperialista y sus representantes, una llaga que empezó a escarbar desde 1971, cuando cambió de arma y dejó el pincel por una Super 8.

Además del análisis de la mortandad cromática, y el romance tonal, religioso y mágico de sus citas bibliográficas, existe el culto a los grandes pensadores y artistas homesexuales de la cultura clásica y moderna. El antagónismo de  la luz y la sombra en su existencia lo expresa con furia contra una sociedad conservadora, hipócrita y homófoba. El autor abre una puerta privada a su decadente intimidad, sin lamentos, sin falsas esperanzas, no espera tu compasión ni empatía, eso le tiene sin cuidado, impone su derecho o odiar la vida y a todo el mundo. Su espíritu combativo, radical y provocador nunca desaparece, es el de un guerrillero queer, un chico salvaje oculto bajo una serenidad estoica al estilo Burroughs. 

 

“Soy una reina

varonil

chupaconcha

de mal caraácter

lameculos

una psicomarica

a la que le gustan las vergas grandes

perturba las braguetas de la intimidad

coge con muchachos lesbianos

un heterodaimon perverso

que quiere lo contrario de la muerte.”

 

El capítulo que corresponde al guión de su película Blue es el climax, aquí la poética y funesta aceptación de su derrota ante la enfermedad te rompe, la profundidad de sus palabras es casi tan honda como el Azul Klein, el cúmulo de ideas te electrocutan las emociones como la belladona a las retinas. Hay que estar seco para no conmoverse, ya sea por la acides de su pensamiento crítico o por el odio beatifico que emana. Azul fue el color que marcó el inicio de su ceguera y de su muerte. El azul es su campo de posibilidades infinitas donde todo se vuelve tangible, un vórtice hipnótico contenedor de imágenes mentales. En este apartado explota el terror de la terminología médica, la miserable situación de un hospital de caridad para sidosos, dejándo lugar para los sueños de trascendencia lejos de este delicado embalaje carnal, que se suman a los episódios de ira obscena. 

“La imagen es la prisión del alma”, “Abandónate al azul del amor universal”.

 

 

Jarman dejó de ver mientras escribía encerrado en el limbo y atado a un goteo, al tiempo que dejó de crear películas, al tiempo que moría, ¿cuántos artistas en la historia recuerdas que hayan continuado creando hasta que no les quedó una gota de vida? Croma es una revelación espiritual escrita con sangre azul por uno de los artistas más genuinos y contestarios del siglo XX, y como tal, exigimos encontrar es un libro a la altura de la obra. Todo en esta primera edición es perfecto, desde la superficie material y el diseño de arte, hasta la traducción de Hugo Salas, quien emprendió el proyecto con la seriedad y responsabilidad que una ora de esta magnitud requiere: “Es copia infiel, pero realizada con la más absoluta de las lealtades”, así termina el prólogo Salas, con honestidad realista. 

Las ideas de Derek encontraron las conexiones perfectas para volver a la vida 15 años después de salir de sus manos, lo que culminó con su destierro del mundo terrenal. Como lector y amante del trabajo de Jarman me siento agradecido y en deuda con la labor del equipo editorial.

 

 

 

The following two tabs change content below.
David Basilio