Cut Outs: El inicio de Robert Mapplethorpe

By in Foto, Visiones de Ubu

 

El nombre de Robert Mapplethorpe inamoviblemente está ligado a las siguientes palabras; S & MLisa Lyon y Patti Smith (Éramos unos niños es el documento literario que rinde homenaje al amor entre estos 2 personajes). Durante su fugaz pero fructífera y controversial carrera, logró dejar un legado fotográfico de un refinamiento aristocrático en lo que al desnudo se refiere, un provocador nato que se convertiría en una ventana al universo del BDSM y en uno de los grandes maestros del retrato en blanco y negro, esto sin dejar de lado la experimentación del color con sus series de plantas y flores.

 

image

 

Pero a inicios de su carrera, a finales de la década de los 60, Mapplethorpe se dedicó a fusionar diferentes técnicas con la imagen para la construcción de su universo; el dibujo, la serigrafía y los collages pintados a mano, manifestaban el poder de su mente a través del montaje escenas en su mayoría tomadas de revistas porno. Su interés por el mixed media lo llevaría a trabajar en una animación llamada Tantric Garden, proyecto de 1969 que nunca llegó a concluir. Un año despúes, la fiebre de polaroids que le invadió, le serviría para explorar el arte conceptual, registar el arte objeto y generar instalaciones, así como llevar al máximo el self-portrait sometiendolo a descuidadas cirugías plásticas. Robert estaba más interesado en la producción de imágenes que en la especialización fortográfica, que sería lo que posteriormente le valió el éxito en el mundo del arte.

 

image

Tantric Garden © Robert Mapplethorpe Foundation

 

image

Tantric Garden © Robert Mapplethorpe Foundation

 

Esta parte de su obra está fechada antes de 1975, y es bastante desconocida, casi tan rara como sus incursiones en el universo de la moda por encargo de Interview Magazine. Su etapa temprana no tiene comparación con ninguna otra de su carrera, y tal vez sea eso lo que la ha mantenido en el baúl de los museos, galerías y fundaciones.

 

image

 

Lo que queda claro al revisar esta etapa de su carrera, es su capacidad para desarrollarse en diversas áreas de la imagen, que pueden ser tan distintas entre sí como lo son el collage experimental y la exactitud de las 10 zonas tonales del blanco y negro . Se trata de una muestra de la mutabilidad ambiciosa que se desbordaba por los ojos y las manos de esta leyenda de la fotografía.

Derek Jarman cuenta que durante una fiesta en casa de algún mescenas del arte, Mapplethorpe, con quien había tenido un serie de torridos encuentros sexuales en sus inicios como artista, se acercó y le dijo al oído; “Derek, yo he logrado todo lo que he deseado en la vida. ¿Y tú?” No esperó respuesta de Jarman.