Greg Saunier & Brian Chippendale + Checking in at 20

Greg Saunier & Brian Chippendale + Checking in at 20
25 julio, 2016 Gerardo Peralta

Por más de 20 años Greg Saunier y Brian Chippendale nos han sorprendido con sus excéntricas habilidades tras un set de batería (los dos sets poco convencionales por cierto) en diferentes agrupaciones como Deerhoof, Mystical Weapons, Black Pus y Lightning Bolt, cada uno con un estilo único y reconocible a los primeros compases. Lo que Chippendale ofrece es diametralmente opuesto a Sauniere, el primero en todo momento es una sierra que intenta rebanarte en mil pedazos en medio de un mal viaje de ácido, donde la técnica pasa a segundo plano ponderando notablemente la fuerza de la interpretación valiéndose de pedales y dispositivos electrónicos, en tanto que el sonido de Saunier se asemeja mucho más a una educación clásica, un estudioso que ha hecho de su estilo una liga muy elástica en cuanto a tiempos y rudimentos.

 

2828ff70c9e942ae99898bfec0568b66

 

3136254647_f16632d063_b

 

Todo esto se recoge en un álbum titulado simplemente Brian Chippendale & Greg Saunier, donde más que reunirse para formar una ya gastada fórmula de drum battle nos ofrecen cerca de 40 minutos de un solo gigante que funciona como una sola entidad que mezcla la crudeza de un carnicero con la elegancia de un cisne.

Tesis y antítesis reunida por el sello Famous Class y grabado por la productora Death by Audio en la primavera de 2013, que en su edición física limitada a 500 copias incluye un código de descarga con el que se tiene acceso al video de toda la sesión, así como al documental Checkin in at 20, donde los protagonistas a lo largo de veinte minutos relatan de viva voz un poco de las influencias, experiencias e historias sobre el arte de los platillos y los tambores que han adquirido a lo largo de sus 20 años de carrera, desde su formación hasta la vida en los escenarios. En él podemos observar a un Greg Saunier que de manera muy natural opera en un tiempo rítmico diferente al baterista promedio, (para muestra la polirritmia de The Perfect Me) y su contraparte correlaciona su ejecución a un entrenamiento físico arduo, donde la resistencia es la fuente primaria de su sonido.

 

maxresdefault

 

Cabe destacar que a lo largo del documental Wayne Coyne, Steven Drozd, Tim Harrington y Michael Azerrad hacen saber sus opiniones y vivencias relacionadoas con estos dos superdotados de la percusión. Muchos se podrían preguntar ¿Hoy en día qué nos pueden ofrecer 2 baterías perfectamente bien grabadas y mezcladas? A lo que fácilmente se puede responder que es una de las pocas producciones junto con el Boadrum 77 a cargo de los multilaureados Boredoms (ambas con la peculiaridad de ser en directo) que se tiene de Brian Chippendale sin su extremadamente ruidoso kit de pedales, dejando al descubierto su habilidad pura, que si bien no es la más refinada, sí está dotada de una fuerza y violencia sin igual, yuxtaponiéndose al estilo único de Saunier, quien con su abrumador talento marca y rompe las reglas en su instrumento cada vez que se le da la gana.

 

12239675_1634555066833205_2378999688562604284_n

 

Desde mi óptica Sauniere lleva la conducción de los tiempos en lo que Chippendale porta un velocímetro alterado por algún vago hiperactivo de Rhode Island, creando una monstruosidad que empuja sobre los límites de la física, como si los dos estuviesen poseídos por algún espíritu percutivo avasallante. Un paquete audiovisual multimedia indispensable para todos los que tienen afinidad por la percusión más allá de un trillado face to face en espera que en algún momento una parte someta a la otra basado en el ya flojo argumento de la velocidad en ejecución.

 

12188878_1634555020166543_2936252113502817505_n

 

Escucha este y otros discos más en nuestro canal de youtube:

 

The following two tabs change content below.
Gerardo Peralta

Gerardo Peralta

Gerardo Peralta