Harry Gruyaert y La Caja de Pandora

By in Cine, Foto, Visiones de Ubu

Este no es un proyecto retro a pesar de haber sido creado entre 1970 y 1974, es un viaje al principio de esta era del homo videns que apenas se acerca a su climax. La atención del fotógrafo Harry Gruyaert se concentró en el aparato de control de masas por excelencia, la TV, esa mortífera herramienta que ha dado vida a siniestros personajes de la historia, como el tirano de los medios de comunicación David Sarnoff o el infame Chespirito.

¿Somos lo que consumimos? ¿Somos lo que vemos?  La televisión y su influencia en el desarrollo de una visión homogénea de la historia y del pensamiento, era una preocupación importante para este fotógrafo, pero no fue la parte conceptual el verdadero detonante, en realidad fue el azar el responsable de descubrir una idea interesante. Durante un rato de ocio en su casa de Londres, Gruyaert estaba moviendo la antena y los controles de su aparato transmisor cuando se dio cuenta que podía obtener colores y texturas bastante novedosas para aquella época, un efecto glitch 100% natural.

Experimental y periodístico son dos adjetivos muchas veces incompatibles, pero TV Shots fue una unión que conmocionó al fotoperiodismo; Harry logró reinterpretar el mensaje televisivo y crear un nuevo documento informativo. Estos screenshots análogos de importantes acontecimientos culturales, políticos y comerciales pueden ejemplificar el estado de las cosas que se vivía a nivel global en aquella época y al mismo tiempo ofrecer una estética artística desafiante. Imaginen la cara de los reporteros que en esos años estuvieron cubriendo el atentado de Septiembre Negro durante los Juegos Olímpicos de Múnich 1972 o el lanzamiento del Apollo XIV, cuando se presentó en Nueva York este proyecto que tenía nuevas fotografías de esos mismos sucesos, tomadas en tiempo real, hechas desde la comodidad de su habitación.

“It’s probably the only time in my life when I truly felt like a “photojournalist”.

Algo divertido considerando su trayectoria en National Geographic y en MAGNUM, la legendaria agencia de foto reportajes.