Jean Améry y el Naufragio de la Historia

Jean Améry y el Naufragio de la Historia
15 junio, 2017 admin

Una de las líneas más significativas que puede leerse en la novela El profeta mudo, de Joseph Roth, es, quizás, una de las máximas que define claramente al nihilismo en el siglo XX: “Es más fácil morir por las masas que vivir con ellas”. Irónico y a la vez objetivo, Roth retrata gran parte de la desazón y pesimismo que permeó a la juventud europea pocos años antes de que se desatara la Segunda Guerra Mundial. En esta generación se encontraba Jean Améry, seudónimo de Hans Meyer, quien adopta este nombre a causa de la anexión de Austria a Alemania en 1939, momento en el que decide emigrar a Bélgica. Al igual que muchos otros de sus contemporáneos, Améry previó en gran parte de sus obras de juventud –de un carácter autobiográfico muy marcado– las terribles consecuencias de alimentar a un régimen que crecía de forma desmedida:

“Las almas más lejanas y temblorosas, los más desplazados y sensibles, habían sucumbido a la vía política, a la mano estatal, a las grandes ideas colectivas que Eugen no entendía y que crearon ‘movimientos’ a partir de millones de almas humanas ignorantes y sin malicia, atormentadas por el miedo, transformándose en abstracciones a partir de corazones pobres y engañados, enardecidos sin sentido y a los que agraciaron con nombres comunes”.[1]

Sin embargo, a diferencia de otros autores que victimizan la figura del judío, Améry lo caricaturizó, creó personajes deplorables que compartían vicios y virtudes con sus verdugos, hombres que traicionaban y que, en algún punto de sus vidas, veían la persecución política como una simple penitencia ante sus actos.

 

 

Los náufragos retrata Viena sumida en la neblina, neblina que no sólo penetra los muros de las apartamentos viejos, de los cafés nocturnos, también llega a clavarse en el alma de sus habitantes, en sus acciones y en su moral, como la de Eugen Altagher, poeta perezoso, parásito, un artista frustrado que vive de las migajas de aquellos que lo aman y a la vez desprecian, y protagonista de ésta novela. El autor describe la vida de una ciudad en caos pero siempre silenciosa; la Viena ante el apogeo de ideas radicales que poco a poco segregan a gran parte de la población judía, siendo los más pobres aquellos que padecían de cerca este acoso que, años más tarde, traspasó fronteras.

El erotismo, el kitsch, la política y el hambre se combinan en una narración que no alberga empatía sino dolor por no sentirse parte de una comunidad: un judío criado como católico, un escritor con estudios truncos, interesado en la filosofía y la literatura por necesidad más que por vocación; un hombre sin atributos que aleja a sus benefactores pero recoge las migajas desesperadamente cuando éstos le dan la espalda. La referencia a Musil no es gratuita: Améry fue aprendiz del autor de El Hombre sin Atributos, y gran parte del discurso de Eugen tiene muchos guiños al de Ulrich y Agathe, a esa Viena considerada capital europea de prestigio, cuna de intelectuales y pensadores de occidente, sumida en una crisis que nunca pudo superar.

El lector de Améry encontrará a un pesimista con un estilo pulcro y bien medido, sobrio ante la adjetivación de un mundo que se cae a pedazos; un escritor que, décadas más tarde, hará a un lado la ficción para atacar directamente a la historia y a sus protagonistas, valiéndose del ensayo literario para salvaguardar a la víctimas y cazar uno a uno a sus captores.

 Los náufragos puede ser leída como la antesala de una obra marcada por la aversión, por la tragedia biográfica y a la vez por una visión filosófica sobre la muerte, la resignación, el desplazamiento y la falta de pertenencia. Quizás no sea el mejor libro de este excelente autor; a pesar de esto, es una novela que muestra sus capacidades narrativas y estilísticas, como cualquier novela de juventud, y denota el compromiso real que Améry tenía con su obra, reflejo de una vida que llevaría hasta las últimas consecuencias en 1978, cuando decidió suicidarse en la ciudad de Salzburgo, en otro rincón de aquel imperio en ruinas.

[1] Améry, Jean, Los náufragos (2013), España, Pretextos.

The following two tabs change content below.

admin

Latest posts by admin (see all)