La Música de Erich Zann; Abriendo las puertas del infierno

Dentro de la corteza experimental mexicana hay joyas invaluables que están a la espera de ser descubiertas por nuevas generaciones, una de ellas es La Música de Erich Zann, proyecto fundado en 1996 por Juan Carlos Ruíz y Carlos Alvarado. En 1997 lanzaron su primer álbum homónimo inspirado en H. P. Lovecraft, su nombre fue tomado de uno de los cuentos más memorables del escritor.  Han pasado 21 años desde su nacimiento, y la terrible, espeluznante y satánica vibración de La Música de Erich Zann está de regreso.

Juan Carlos Ruíz tiene una larga tradición en las bandas de culto más raras de la CDMX, Nazca por ejemplo, oscura y siniestra pero que  se queda corta si la comparamos con las fuerzas que se invocan en “En Tormento”, nuevo álbum de La Música de Erich Zann editado por los sellos Eibon, Momia Records y  Kathmandu Records, label fundado por Carlos Vivanco y Alex Eisenring dos pilares de la historia del rock experimental mexicano y miembros actuales de Decibel. El disco se compone de ocho temas e incluye la colaboración del guitarrista Adolfo Zaragoza, el maestro Carlos Alvarado, conocido por su trabajo en Chac Mool, Vía Láctea y otras decenas de producciones, así como de Alex Eisenring quien además de llevar el sello y producir el material es personaje clave del Queso Sagrado, El Escuadrón del Ritmo y Syntoma, bandas que sostienen el subterráneo electrónico de México. La música está escrita en su totalidad por Juan Carlos Ruíz, quien interpreta con crueldad y maldad la parte del fagot, un aliento helado que se somete a los violentos y estridentes arreglos de  cuerda y percusión que golpean los tiempos con su lúgubre presencia, el maestro Alvarado maneja el sintetizador y dispara los sampleos que se retuercen junto a las cuerdas de Zaragoza, mientras Eisenring se encarga de realizar la orquestación electrónica de la música escrita por Ruíz .

Alex Eisenring y Juan Carlos Ruíz

 

Carlos Alvarado

 

Alex Eisenring

 

Si bien el primer álbum de La Música de Erich Zann fue un completo homenaje a Lovecraft, este segundo disco ha encontrado el estío de un antiguo demonio que sabe someter y castigar, el autor de terror ha quedado enterrado y el hedor de la putrefacción se cuela entre los instrumentos del “Sepulturero”, tema con el que abre el álbum, vientos que anuncian la llegada a la frontera entre la vida y la muerte soplan mientras un órgano y cuerdas tensan el ambiente durante 9 minutos de una interpretación propia del más fino y complejo R.I.O. Continuamos con “Suplicio”, una pieza que nos mantiene en la frecuencia de la desesperación que en ocasiones se quiebra con el bajo, lo que sigue se llama”Lo que no Muere”, uno de los temas más oscuros del disco que nos recuerda la profundidad a la que puedes llegar si eres allegado a las prácticas ocultas.  

Juan Carlos Ruíz

“El Ceremonial negro” es el cuarto tema y aquí los alaridos del miedo se dejan escuchar con mayor violencia, cada tema nos sumerge en niveles más profundos del infierno personal. “En Tormento” track que da nombre al disco, se encienden los salvajes pero meticulosos arreglos de las bandas adeptas del zeuhl, para este punto la espesa esencia del disco ya se ha adueñado de nuestros miedos más profundos. Las últimas tres composiciones “Forzado”, “Un poco de angustia” y en especial “Ansiedad”, son las que ofrecen una última posibilidad de escapar del colapso emocional. Una belleza cruda y mortal que se detona con el sufrimiento del día día, un obra que orquesta la entrada por las puertas del infierno.

 

The following two tabs change content below.
D. Lazarini