Lee Ranaldo, Keep “Sonic” Without “Youth”

Lee Ranaldo, Keep “Sonic” Without “Youth”
26 noviembre, 2016 Omar Carapia

Cuando una banda se vuelve icónica es difícil para sus integrantes consolidarse como solistas después del rompimiento de la misma, el gran peso de la trayectoria musical en muchos casos merma la frescura de los nuevos proyectos que están en gestación. Este es el caso de Lee Renaldo quien tras la ruptura de Sonic Youth en el 2011 debido al fracaso matrimonial de Thurston Moore y Kim Gordon, pareciera ir en un lento y espinoso ascenso por la escalinata hacia la consolidación de su sonido personal.

Lee siempre fue un magnifico guitarrista, sus armonías y disonancias fueron piezas clave en la creación de Sonic Youth y aunque es común que las miradas se enfocarán en la pareja estrella, Lee tiene el suficiente historial para hacer temblar a cualquier músico de cuerdas.

 

beggarsxjgnp-lee-ranaldo-exit-in-0537

 

No hay que olvidar que antes de que Lee se uniera a la banda él ya formaba parte de pilares importantes de la escena no wave,  como Glen Branca, una de las grandes influencias de Sonic Youth, agrupación que incluso rechazó a Thurston cuando hacia las primeras audiciones en busca de guitarristas, más tarde también tocarían juntos en álbumes como Who You Staring At? con John Giorno. Con Branca grabó varios álbumes, entre ellos el EP llamado Lesson 1. y el LP  The Ascension en el 81, los dos primeros y los mejores.

 

 

Y es que desde los ochentas Lee ya empezaba con grabaciones de bajo presupuesto paralelas a su trabajo en Sonic Youth, en las que exploraba las fronteras de su creatividad; la recopilación de cintas “East Jesus” lanzadas por Atvastic Records es un buen ejemplo de esta incursión en corrientes más libres, más minimalistas y más improvisadas, una manifestación a base de pulsaciones eléctricas acompañadas con poesía.

 

 

En 1987 lanza su primer disco solista, “From Here to Infinity”, en donde los ambientes drone inundan un desolado y obscuro paisaje, una verdadera joya para los amantes del sonido low-fi.

 

 

Se necesita algo de estómago para escuchar los primeros álbumes solistas de Renaldo, el segundo disco Scriptures Of The Golden Eternity, es una especie de story-telling rodeado por una gigante nube de Delay y Overdrive, todo sigue vibrando hasta que como un mantra vuelve el caos relajante, los elementos que van desapareciendo uno a uno dejan que el sonido se sumerja en un vortex, seguramente es el sonido de guitarras que cualquier banda shoegaze soñaba con tener.

 

 

El arsenal con el que se desempeña es basto, un mundo de efectos como moogerfooger, reverbs, delay, overdrive, wha, chorus y ecualizadores que hacen lucir su colección de más de 18 guitarras, entre las que a podemos encontrar Gibson, Fender Mustang, Telecaster, una bonita colección de 6 “Jazzblaster’s”, que en realidad son Jazzmasters customizadas. Desde el 2008 Fender anunció la introducción de una línea comercial de las mismas, creando en un principio prototipos para Lee y otra para Thurston.

 

tumblr_nragoquhna1taibz9o7_1280 tumblr_nragoquhna1taibz9o8_1280

 

Pero probablemente la guitarra más experimental que Lee Rarnaldo haya usado es la Moonlander.

moonlanderbiheadEn el 2007 Yuri Landman, un luthier o lutero experimental de origen danés que ha hecho instrumentos incluso para Jad Fair de Half Japanese creó esta belleza, una guitarra de cabeza doble inspirada en el Theorbo, la cual cuenta con 18 cuerdas en súper bajo tono, 6 cuerdas normales y 12 cuerdas que vibran por medio de resonancia armónica. Así mientras el brazo con seis cuerdas está pensado para tocarse tradicionalmente el otro con 12 produce una una reverberación natural, que resuena en diferentes frecuencias dependiendo de la modulación aplicada al instrumento. Según Landman la afinación estándar de la guitarra resonante es un circulo de cuartas dividido en dos octavas.

Para rematar el Moonlander también está equipado con cuatro jacks de salida, cada uno para las cuatro pastillas “single coil” enrolladas a mano, una que hace las tareas tradicionales de pickup de puente, dos de ellas giradas para aislar las señales de las tres primeras y una cuarta para capturar la salida de las cuerdas de resonancia.

 

moonlander

 

Las colaboraciones de Lee con otros artistas de vanguardia es vasta, entre ellos podemos encontrar principalmente a Jim O’Rourke, el experto en música experimental avant-garde quien es su íntimo amigo y quien también compartió escenario con Sonic Youth, así como la creación algunos discos con William Hooker el King Pin baterista del jazz.

9473-bLee Renaldo ha visitado la Ciudad de México en algunas ocasiones una de ellas siendo parte del Festival Aural en el 2011, cuando acompañado por Alan Litch, Ulrich Krieger y Tim Barnes sacudió la Cineteca Nacional con un imponente show de improvisación sonora mezclado con construcciones y de-construcciones visuales.

Desde el 2001 estos músicos formaron “Tex of Light” con la primicia de musicalizar la obra visual del cineasta norteamericano Stan Brackhage,  quien es conocido por sus obras no-narrativas y sus técnicas de edición experimental, tales como el “collage film”, el “scratching on film”, “in camera editing”, pintura directo a la celulosa y el uso de múltiples exposiciones.

Este año el Festival Aural en colaboración con Bestia nos presentan un show parecido, con el plus de que en esta ocasión Lee Ranaldo estará acompañando al gran John Medeski, el genio de los teclados y la improvisación, discípulo de Lee Shaw y reconocido por su ensamble, Medeski, Martin & Wood que lleva en los escenarios desde los 70 y que gracias a sus hazañas en definitiva podemos situarlo en el top de los jazzeros más reconocidos de los últimos años. Ellos musicalizarán el clásico de la cinematografía mundial “Le Voyage dans la Lune” dirigida por Georges Méliès, la hermosa cinta basada en las novelas “De la Tierra a la Luna” de Julio Verne y “Los primeros hombres en la Luna” de H. G. Wells, catalogada como el primer filme de ciencia ficción y el primer acercamiento directo a los efectos especiales en un cortometraje.

 

tumblr_lzvh0m8zmq1qdph4do1_1280

 

Sin duda podremos apreciar una experiencia totalmente diferente a la de hace cinco años ya que en contraste con el evento pasado, los visuales son narrativos y no algo tan experimental como el material de Stan Brackage. La combinación del ensamble es muy propositiva, aún no sabemos como puedan sorprendernos, probablemente Medeski use su legendario Hammond B3 o algún otro tipo de teclas, ya sea un mellotron o  un moog voyager, mientras que renaldo armoniza con un estructurado juego de notas o alguna atmósfera densa y disonante. En definitiva es un evento que no te puedes perder, y sí, aunque todos extrañaremos por siempre a la gloriosa Sonic Youth podemos estar contentos de poder recibir a uno de sus integrantes quien no se ha detenido en la búsqueda del renacimiento artístico-personal.

 

ep21g

Omar Carapia