Los 5 legendarios soundtracks de Gregg Araki

By in Audiodrome, Cine, Música, Visiones de Ubu

Cinco películas al hilo con 5 soundtracks perfectos. ¿Cuántos cineastas pueden presumir de ello? Según yo, solo Gregg Araki. Su trabajo como director ha dejado claro su valor como renovador de la tradición americana del Serie B y el Exploitation hasta adaptarlo a las nuevas drogas, enfermedades, formas de alienación y violencia, además de instaurarse como un provocador de las buenas costumbres, un new icon de la cultura/comunidad gay desde inicios de los años 90, así como un símbolo inamovible de toda la Generación de jóvenes abrumados por crisis existenciales, la decadencia social y el hastío humano que describe a la perfección Douglas Coupland.

Su trabajo como selector visual ya trascendió, pero su labor como selector de tracks, que es suprema, todavía no alcance la misma fama que sus cintas; Coil, Chris & Cosey, Dead Can Dance, The Chemical Brothers, Babyland, Front 242, Aphex Twin, Cocteau Twins, The Jesus And Mary Chain, Suede, etc… Bien podrían ser unos booklets de 4AD y Wax Trax! En la actualidad puede ser un poco más sencillo realizar un soundtrack perfecto con tracks como estos, que ya son leyenda, solo vean lo que ha hecho Gaspar Noé con Enter the Void, Love y Climax, son increíbles, pero, hacer sonar 3 veces a Coil no es lo mismo en el 2009 que hacerlo en 1992.

Wenders y The Kinks, Sthephen Frears y Paco de Lucia, Argento y Goblin, todas grandes bandas sonoras, pero esto es la época del mixing, de los djs y vjs de realidades.

Claro que los noventa dieron vida a grandes soundtracks, incluso mejores y más famosos, pero en Araki no se trata de encontrar un nuevo Trainspoiting OST, sino de reconocer la dualidad sónica que siempre existió en su obra y que permaneció acorde con el clima de su época. El aura sombría y la esencia de la muerte ligada al placer artificial y efímero de la carne y las sustancias que vemos en sus historias se unifica en un hálito de Shoegaze, Dream Pop, Industrial, post-punk y un toque de electrónica.

Con esta frase comienzan sus películas, yo le añadiría:

“ANOTHER PERFECT SOUNDTRACK”

 

TOTALLY FUCKED UP (1993)

THE LIVING END (1992)

THE DOOM GENERATION (1995)

NOWHERE (1997)

SPLENDOR (1999)