Madam Satan – “Hollywood Pre-code”

Madam Satan – “Hollywood Pre-code”
21 abril, 2016 D. Lazarini

1930, el código de moralidad cinematográfico impuesto por William H. Hays, uno de los principales miembros del MPAA (Motion Picture Association of America) fue aprobado para ser utilizado en los Estados Unidos, dicho código tenía como principios básicos 3 puntos:

*No se autorizará ningún film que pueda rebajar el nivel moral de los espectadores.

*Nunca se conducirá al espectador a tomar partido por el crimen, el mal o el pecado.

*Los estilos de vida descritos en el film serán correctos, teniendo en cuenta las exigencias particulares del drama y del espectáculo.

Dicho código se aplicó de 1934 a 1967. El cine de Hollywood que se encuentra entre la introducción del sonido a finales de los años 20s a 1934 se conoce como “Hollywood Pre-code”, es aquí donde inicio el mito de : “La época de oro de Hollywood”, no existió una época más dorada que la de los jóvenes años treintas, sin la vigilancia de organismos reguladores, Hollywood era la autentica Babilonia.

 

b4118e_aca399713feb4f2b89f0f15e8e2f1a0d

 

La actriz Kay Johnson que había debutado en 1929 en el film “Dynamite” de Cecil B. Demille, quién para esa época se encontraba en el trono más alto siendo reconocido como el mejor y más grande realizador de Hollywood, también era uno de los escasos directores que habían sobrevivido hábilmente a la transición del cine sonoro, la bella Kay Johnson volvió a colaborar con Demille en “This Mad World” de 1930, ese mismo año se embarcó en lo que sería una de las películas emblemáticas del Holywood Pre-code, “Madam Satan”.

Una odisea de lo inesperado, una farsa de alcoba, el deseo como arma de la dominación, Madam Satan es sin duda una locura para su época y para la nuestra, la primera media hora nos adentra en el mundo de una pareja burguesa en la cual el marido y sus caprichos hedonistas se desinteresan cada vez más de su delicada y refinada esposa, quien es una devota de las buenas costumbres.

Bob Brooks, el marido, es interpretado por Reginald Denny, él es un mujeriego que busca acción en los clubs de moda, mujeres que sepan divertirse, que beban, que bailen, que salpiquen seducción y misterio. Angela Brooks (Kay Johnson) se negará a que su marido se divierta con resbalosas y vulgares mujeres sin gusto, de esta forma Angela se convertirá en Madam Satan, la mujer más exquisita, enigmática, divertida, seductora y diabólica que Bob haya conocido. El Álter ego de Angela resulta ser un banquete visual, el encargado del vestuario fue el laureado diseñador de Hollywood, Adrian Adolph Greenburg, para esta pieza colocó muchos de sus trabajos más audaces, diseños que estarían censurados a partir de 1933. El sensual diseño que porta Madam Satan es atrevido y pagano.

 

b4118e_571c87a231c747488c586f37be411b30

 

El clímax de la extravagante cinta es la fiesta de disfraces dentro de un Zeppelin en medio de una tormenta eléctrica, un musical llevado hasta el máximo arrebato donde la fiesta se convierte en una desenfrenada y lujuriosa comedia. El Zeppelin está a punto de estrellarse pero la música no se detiene, los invitados corren hacía todas partes, llantos, risas y ebrios aristócratas buscando como extender su placer hedonista antes de morir.

Madam Satan logra darle una lección a su infiel marido no sin antes ridiculizar a su amante que no está a la altura de una mujer como ella quien no conoce limites en el arte del placer y del amor. Una obra muy particular dentro de la filmografía de Cecil B. Demille, el film está cargado de sexualidad y libertinaje que no se deja domar por las costumbres moralistas que se imponen en una sociedad hipócrita que busca lo prohibido, una obra de nivel surrealista en estructura y desarrollo que impactará a cualquiera que se le ponga de frente.

 

b4118e_08f349e69cd744019cfc21624bdb13ae

The following two tabs change content below.
D. Lazarini

D. Lazarini