Milford Graves & The Japanese – El Arte de la Sanación Espiritual

Milford Graves & The Japanese – El Arte de la Sanación Espiritual
21 agosto, 2016 Gerardo Peralta

Milford Graves lo ha demostrado todo, un auténtico chamán y profeta de la percusión que con su pulso hipnotizó y empujó a todos en la comunidad jazzística a abandonar la rigidez del metrónomo desde principios de 1960. Sin duda alguna ha sido un sanador espiritual por excelencia, un superdotado que añadió mayor fluidez y flexibilidad a su instrumento siendo un vehículo perfecto hacía la libertad absoluta de sus colaboradores como John Tchicai, Pharoah Sanders, Lou Reed, Bill Laswell, Sun Ra y Don Pullen por mencionar algunos entre una lista interminable. Nunca sobra mencionar que fue de los encargados para tocar en el funeral de John Coltrane y su legado a partir de ahí ha sido innegable. Entre sus registros sonoros más emblemáticos podemos mencionar desde el clásico New York Art Quartet de 1964 y You Never Heard Such Sounds In Your Life de 1965, todos parte del sello de jazz experimental ESP Disk, su éxito transcurrió hasta formar parte de la ambiciosa celebración del 50 aniversario de John Zorn en 2003. Fuera de los reflectores del espectáculo, se ha dedicado a estudiar una gama muy amplia de tambores y en sus propias palabras una de sus principales misiones es afinar los corazones de los músicos.

 

milford graves

 

Dejando de lado esa breve introducción (ya que para hablar de la carrera de Milford Graves hasta el día de hoy serían más de mil hojas) quisiera situarnos en 1988, para esas alturas ya era como lo mencionamos anteriormente una venerada institución, y en el mundo de la música de ese año grandes producciones como Daydream Nation de Sonic Youth, Surfer Rosa de los Pixies, o Life’s Too Good a cargo de The Sugarcubes aunado a la movida de Manchester y otras tantas, centraron la atención del público hacia esas direcciones alejándola del género maestro.

Gracias a eso las disqueras presionaban casi obligando a los músicos de jazz a cobijarse bajo el manto del rock o de cualquier otro género con el único fin de agrandar la chequera, a lo que este singular personaje oriundo de Queens se negó embarcándose en una aventura en la que pocos jazzman se han inmerso. Se trasladó desde américa directamente a Japón, lejos de Tokio y su imponente metrópolis llena de tecnología y parafernalia extrema, para unir su talento al del bailarín de Butō, Min Tanaka, quien organizó un festival de verano en el pueblo de Hakushu, donde en medio de un paisaje rural rodeado del folklor y la más pura tradición nipona, llevó su mensaje de alegría y libertad purificadora a través de pequeños sermones cargados de sabiduría milenaria en forma de vibraciones a ritmo de tambor, todo esto acompañado del arte del performance que incluía balbuceos y cantos del alma, igual de desgastante física y mentalmente que la notable labor del curador de dicho festival.

 

copy-Milford-Kit-Final

 

La belleza de este diálogo que relega al olvido las palabras quedaría grabado para la posteridad en cinta, mostrando a manera de cut up un choque de culturas increíblemente distantes una de la otra. Siembra de arroz, pirotecnia, taiko, rituales ceremoniales y hasta deportes son las actividades que se yuxtaponen con el espectáculo mezcla de arte norteamericano y africano. Los escenarios eran todo lo contrario a los venues hip a los que Graves estaba acostumbrado, aquí no había ni luces, ni periodistas, ni siquiera otros músicos, solo patios a las afueras de hospitales y pequeños recintos de clásica arquitectura japonesa en su mayoría plagados de niños y adultos mayores.

Milford Graves and the Japanese es un claro ejemplo de que la música trasciende fronteras geográficas y lingüísticas, exponiendo el abrumador talento y majestuosidad de un hombre que ha tenido el compromiso no solo de sorprender y dominar un instrumento, si no de acoplarse al sentir de otras culturas enalteciendo el espíritu humano, ofreciendo paz espiritual y regocijo capaz de aliviar cualquier malestar.

 

1988 ART CAMP Hakushu, Japón

Milford Graves / Min Tanaka

 

maxresdefault

Milford Graves & John Zorn

 

node-image

 

Milford_Graves

 

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 14.02.31