Patrick Vian – Genes Patafísicos con Devoción Hacia la Música Electrónica

Patrick Vian – Genes Patafísicos con Devoción Hacia la Música Electrónica
2 junio, 2016 Gerardo Peralta

Patrick Vian fue uno de los tantos niños que vieran la luz del mundo en 1942 bajo los horrores de la segunda guerra mundial, y a diferencia de otros infantes su desarrollo no sería por medio de una educación ortodoxa promedio, sino que se construyó a partir de experiencias alimentadas y cobijadas por el inverosímil ejemplo y disparatado genio de su progenitor, el músico y escritor Boris Vian, quien supo allanarle el camino desde pequeño en cuanto a todo tipo de expresiones artísticas; este hecho no haría menos miserable su vida, ya que se enfrentaría al divorcio de sus padres orillándolo a severas crisis nerviosas y a vivir en el exilio en países como Inglaterra y Suiza.

Poco se sabe de él durante su niñez, más que era un vicioso de la guitarra y los sintetizadores, aparte de ser un curioso extremo de los sonidos, pero ese anonimato terminaría a sus 26 años gracias a las revueltas que se desataron por todo el mundo en 1968, y en mayo de ese mismo año formaría “Red Noise” junto a Jean-Claude Cenci en el sax / flauta, Daniel Geoffroy en el bajo, Philip Barry como baterista y guitarrista, aparte de John Livengood en el órgano, y finalmente Austin Blue en la sección de percusiones, todo esto dentro del renombrado edificio Sorbonne durante la ocupación por parte de la fuerza policial bajo el marco de lo que se denomina como el “Mayo Francés”

Sin lugar a dudas Red Noise fue una de las agrupaciones francesas más importantes y desafiantes hasta ese entonces, desestabilizó la escena underground parisina poniendo sus cartas sobre la mesa en materia del rumbo de la música en el país galo, escupiéndonos directamente a la cara una especie de proto-punk, jazz, psicodelia y rock progresivo. La influencia de su padre es innegable, ya que Red Noise propuso con un sonido poco académico y plagado de humor negro un acercamiento alucinado e irónico entre las diversas formas de expresión avivadas por medio de distintos géneros musicales y el entorno político-social, características que se notaban claramente en sus presentaciones, que si bien no eran caóticas, si estaban llenas de tensión y violencia, terminando casi en todas las ocasiones con la policía en el escenario.

 

tumblr_n0y7fsuJYh1qm1x56o1_1280

 

Su primera y única producción titulada “Sarcelles – Lochères” fue grabada en el Studio Europa Sonor en 1970, cuenta con 12 tracks que nos lleva desde algún bar parisino interrumpido por extrañas llamadas telefónicas, solos amorfos de guitarra y discursos en contra de los más arraigados valores franceses como la libertad y la justicia, al tiempo que parece que estamos siendo confrontados por algunos juerguistas de París en lo que se podría considerar no solo un disco de vanguardia, sino todo un acto político propio de la época, indistintamente de lo que pueda opinar el mismo Vian.

 

R-6423192-1430004271-1563.png

 

Después de algunos cambios en la alineación original y durante el periodo comprendido entre 1971 – 1972 el grupo llegó a su fin por ser detenidos y acusados por posesión de hachís en Holanda, hecho que llevaría a Serge Catalano y a Francis Lemonnier a formar la banda “Komintern” dando pie a Patrick Vian para continuar ahora en solitario con un sonido totalmente diferente.

Y aunque su gran aporte se daría con Red Noise, su talento no sería tan explotado y mejor aprovechado como en su primer y único disco solista “Bruits et Tempes Analogues” de 1976, que bajo el sello EGG y producido por Jérôme Laperrousaz , muestra un dominio fabuloso de su sintetizador Moog 2C y del Arp 2600. El tratamiento sonoro de este disco está perfectamente bien detallado de principio a fin y plagado de colaboraciones de músicos increíbles como Mino Cinelu quien había trabajado anteriormente con Gong y Miles Davis, Georges Granier al mando de los Fender Rhodes, y Bernard Lavialle como soporte en las guitarras. Una vasta gama de sonidos que van desde la música electrónica progresiva, pasando por secciones de percusiones étnicas y ambientes fuera de este mundo es lo que lo convierten hasta el día de hoy a Bruits et Temps Analogues en más que un clásico de culto dentro del amplio espectro que abarca la música electrónica experimental, un híbrido extravagante que no le pide nada a ningún gran disco de la “Kosmiche Musik” si es que se le puede etiquetar así.

 

tumblr_nf06w2BFta1rw3bzqo1_1280

 

Poco o nada se sabe de Patrick Vian después de esta obra, pero deja claro que el DNA es un virus extremadamente poderoso que puede perdurar en el mundo por más tiempo del que uno se imagina, y por otro lado demuestra que no se necesita una hiperactividad creativa o sobreproducir y saturar el medio para dejar clara una postura y una manera única e irrepetible de plasmar el sentir de toda una vida y la visión que eso significa.

 

patrick-et-son-pere-boris-vian-au-domicile-familial-rue-du-faubourg-poissonniere-a-paris-1948_788008

Patrick con su padre Boris Vian

 

 

 

 

The following two tabs change content below.
Gerardo Peralta

Gerardo Peralta

Gerardo Peralta