Permanent Vacation: El Poder de la Ópera Prima

Permanent Vacation: El Poder de la Ópera Prima
12 diciembre, 2017 David Basilio

Permanent Vacation fue filmada en 1979 en tan solo 10 días en las calles de Manhattan como el proyecto de titulación de Jim Jarmusch para la escuela de cine en New York University, pero no recibió la acreditación de la universidad dado que no cumplia los requerimeintos como tesis final, paradójicamente si obtuvo un importante reconocimiento de la crítica en Alemania, donde ganó el premio Josef von Sternberg en Mannheim. Como el first take en las grabaciones de jazz, la ópera prima del director nativo de Ohio tiene una fuerza de carácter místico, en este film encontramos todos los elementos esenciales y característicos de su cine – la soledad, el factor migrante, la importancia del viaje, el manejo atemporal de sus historias y un pasional interés músical- aspectos que se desarrollarán a lo largo de la filmografía de Jarmusch hasta alcanzar un grado de excelencia en estilo con Dead Man (1995).

 

 

Desde el comienzo Permanent Vacation nos devela rastros contundentes sobre el carácter de la historia, que no es sino la representación total de Aloysious Christopher Parker, un arquetipo propio de las historias del director. A través del contraste de las secuencias iniciales donde calles desiertas son intercaladas con calles atestadas de alienados que no pueden detenerse, enmarca la distancia abismal entre el protagonista y el hombre promedio, el espacio enmarca la personalidad de quien por el atraviesa. Allie a diferencia de hombres y mujeres que circulan en conjunto por la calle principal, deja rastro, un saludo, un gesto de amabilidad en medio de la nada, o bien una inscripcióna a la vista de nadie; ALLIE TOTAL BLAM BLAM! Remembranza de Basquiat, ambos deambularon por New York City, ambos con una madre en una instutución mental, ambos recorren la corriente contraria al flujo de vida de las multitudes, actitud perteneciente a un alma transgesoramente libre.

 

 

La relevancia de las caminatas y los largos recorridos por la ciudad, de los encuentros fortuitos, de las charlas con desconocidos bajo temáticas aparentemente frivolas y sin un motivo concreto, real o sistemático revelan un grado de intimidad único, estos hechos adquieren un valor curativo y de expansión mental, hablar sobre un auto pone fin a un ataque psicótico en un veterano de guerra, el efecto doppler da lugar a una historia cuyo motivo principal es Somewhere Over The Rainbow, estos encuentros verbales se convertirán en su sello en las posteriores películas del jovén director. Incluso una escueta sinopsis hecha por un personaje secundario sobre The Savage Inocents de Nicholas Ray, nos revela algo relevante, no solo el gusto de Jim Jarmusch por las películas de Ray, es un reconocimiento profesional, ya que Jarmush estudió y trabajó con el director de Rebel Without a Cause, en los créditos finales de Permanent Vacation aparece el nombre de dicho director en los agadecimientos especiales.

 

 

El tratamiento de la temporalidad en el cine de Jarmusch es la parte más representativa en su estílo, el uso extremo del tiempo real y no el cinematográfico en sus historias es una característica que queda establecida en este su primer film y la llevará a la apoteosis en Stranger than Paradise. Permanent Vacation transcurre como un solo momento, día y noche pasan sin dejar rastros de principio o final, el tiempo pierde su valor cuando no existen ataduras sociales, la verdadera liberación del hombre llega con esta separación y es el protagonista quien enmarca este principio. Estamos acostumbrados a un cine que ofrece acción, drama  y emociones exacerbadas pero seamos honestos, no siempre la vida puede ser tan interesante ni intensa, hay días donde no sucede nada extraordinario que recordar, días donde solo transcurre el tiempo lentamente, y esa parte tan realista de la existencia es representada en estos dos films mencionados.

 

 

Otro factor de suma importancia en su cine es la música, el director de Down by Law (1986) ha declarado que el factor musical establece la diferencia entre una buena y una mala película. Jarmusch siempre ha estado ligado a la música, relacionado con la escena underground neoyorquina del No Wave se presentó en múltiples ocasiones con su banda The Del-Byzanteens, donde era tecladista, en los más representativos lugares de la epoca de los ochentas: CBGB’s, Hurrah, The Mudd Club, etc.

 

Klaus Nomi, Chris Parker y Jim Jarmusch

 

Y para su primera incursión en el cine, la banda sonora corrió a cargo de John Lurie a quien conoció en el Squat Theater en la calle 23rd, lugar donde tocaban figuras del jazz como Sun Ra, Lurie tiene un par de breves apariciones en la historia y un año después ocuparía el rol protagónico en Strangers than Paradise. Este músico con un sonido cercano al free jazz crea una atmosfera que embona perfectamente con el aspecto visual y emotivo del film. En la banda sonora encontramos dos canciones ajenas al pintor, actor y cofundador de The Lounge Lizards, la primera es “Up there in orbit” del saxófonista Earl Bostic, esta estridente y rítmica canción engalana las secuencias iniciales y la escena emblemática donde Chris Parker baila en su habitación víctima del ritmo y el naufragio existencial, mientras habla sobre Charlie Parker y revela su anhelo de “vivir rápido y morir jóven” tal como su héroe, Bird.

 

 

La segunda de estas canciones en la banda sonora es Sally, Go Round the Roses a cargo de The Jaynetts, esta melodía aparece en las secuencias finales mientras el protagonista roba un auto, este track se relaciona de manera más personal con el director, ya que realizaría un cover con The Del-Byzanteens en su album Lies To Live By de 1982.

 

 

Un director ciento por ciento ligado a la exploración musical como fuente inspiracional, quien ha trabajado con leyendas del jazz como Screamin’ Jay Hawkins en Mystery Train (1989), con el guitarrista y compositor Neil Young, quien después de grabar el soundtrack de Dead Man le pidió a Jarmusch realizar una película sobre él, y así nació el documental Year of the Horse (1997). También están sus múltiples colaboraciones con miembros de Wu-Tang Clan quienes han colaborado con él no solo con su música como en el caso de Ghost Dog (1999) donde RZA realizo el OST, sino tambien como actores en Coffee and Cigarettes (2003), incluso ha grabado tracks con ellos en un album del 2011 llamado Think Differently Music – Wu-Tang Meets The Indie Culture The Lost Files. La lista es larga sobre sus relaciones musicales, lo podemos ligar a Nick Cave, Tom Waits, Klaus Nomi, Boris, Joe Strummer, sin dejar pasar su más reciente trabajo documental sobre Iggy Pop, Gimme Danger (2016). 

 

Jim Jarmusch & Neil Young

 

Jim Jarmusch & Iggy Pop

 

Permanent Vacation representa el nacimiento de un artista que crearía un sello inconfundible en la cinematografía mundial, que sin importar que sus últimas películas como The Limits of ControlOnly Lovers Left Alive o Paterson apunten a una nueva estética visual un poco comercial, su esencia ahora enmascarada sigue nutriendo sus guiones y aniquilando la estructura temporal.

 

The following two tabs change content below.
David Basilio

David Basilio

David Basilio