ULISES Stelarc – Cuarenta Años de Body Art Cibernético | POV

Stelarc – Cuarenta Años de Body Art Cibernético

Stelarc – Cuarenta Años de Body Art Cibernético
1 agosto, 2016 Gerardo Peralta

“Technology is what defines the meaning of being human, it’s part of being human. Especially living in the information age, the body is biologically inadequate.”

 

Stelios Arcadiou, mejor conocido como Stelarc, es un artista australiano de origen chipriota dedicado al performance y a la experimentación corporal, quien se ha adentrado por completo en lo que se conoce como body art cibernético, cuyo objetivo principal ha sido desarrollar ejercicios o experimentos que sustentan la teoría que un híbrido entre hombre y máquina a través de prótesis, órganos artificiales y más recientemente internet no solo es posible, sino eficiente y necesario para superar la evolución biológica, permitiéndonos una adaptación ante las necesidades de la cultura creada por el hombre y no al entorno natural; todo esto sustentado gracias a su amplia experiencia en el estudio de arte, sociología y tecnología en diferentes universidades de alto prestigio en Australia y Japón.

 

12961625_1689917004630344_4729132892690830583_n

 

A través de su obra, se podría decir que llega a un segundo nivel de existencia en el que el cuerpo se convierte en un lienzo de experimentos físicos y técnicos con el fin de descubrir sus limitaciones. Cuando Stelarc habla del “cuerpo obsoleto”, quiere decir que el cuerpo debe superar los prejuicios que se le han imputado a través de los siglos y debe comenzar a ser considerado como una estructura evolutiva extensible que puede ser mejorada con el apoyo de tecnologías actuales. Stelarc ha ido extendiendo y modificando su cuerpo a través de la puesta en práctica de  teorías y herramientas desde finales de 1960. Comenzó con una serie de suspensiones con grandes arneses y rocas en el interior de galerías, junto al mar o incluso atravesando las grandes avenidas de Nueva York y Australia, donde no solo probaba su resistencia al dolor, sino amplificaba los sonidos de su corazón y músculos, pero lo más importante era agotar su cuerpo y exhibirlo como un objeto obsoleto, que en esencia es la base de su pensamiento.

 

276_1000

 

12936517_1689918614630183_7810424653431517313_n

 

Esto fue el inicio de su preparación, ya que el verdadero salto lo daría en la década de 1980 con un sin fin de trabajos que van desde proyectos como “Third Hand”, que como su nombre lo indica es una tercera mano robótica que es controlada por medio de impulsos eléctricos de los músculos abdominales y la pierna izquierda, consiguiendo así un movimiento independiente de las tres manos, pasando por proyectos similares como Extended Arm, Exoskeleton y Muscle Machine. Tiempo después sus avances llegarían mucho más lejos con el afamado Ping Body o Fractal Flesh, proyectos donde a través de sonidos y datos de internet aunado a pantallas táctiles, Stelarc se desprende de la voluntad de su sistema nervioso para ser controlado a distancia por diferentes usuarios en diferentes partes del mundo. Y la lista podría seguir con muchos otros proyectos como Prosthethic Head, un agente conversacional encarnado que mantiene una charla con la persona a quien esté conectado, pero en lo personal su trabajo más arriesgado me parece es “Ear on Arm”, ya que es punta de lanza no solo en cuanto a tendencia, sino en utilidad. En 2006 ese impulso voraz por trascender lo llevó a injertarse por medio de una cirugía una oreja construida totalmente con células vivas mediante ingeniería genética, misma que está conectada permanente e inalámbricamente a internet, permitiendo a todo el público tener acceso a los sonidos y mensajes a los que el implante se exponga. Toda una odisea en materia de sentidos compartidos.

 

12670892_1689916741297037_8791306621673706486_n

 

12974418_1689916841297027_7974347167443496570_n

 

Si bien el trabajo de Sterlac que por su naturaleza radical, tosca y agresiva, demuestra que tiene la razón en su teoría, se torna distante una aplicación masiva en la vida real, pero aunque tengamos que esperar algunos años para ver consolidada su visión de forma cotidiana ha dado pasos agigantados en materia de interfaces y dispositivos en pro de una existencia liberada de la arbitrariedad genética.

 

12961341_1689916881297023_6756747335751413501_o

 

12961682_1689916737963704_5281721921380345087_n

 

12417578_1689918727963505_1206457984785988875_n

 

The following two tabs change content below.
Gerardo Peralta

Gerardo Peralta

Gerardo Peralta