Steve Lehman & Sélébéyone – Rap Senegalés Y Jazz Contemporáneo

Steve Lehman & Sélébéyone – Rap Senegalés Y Jazz Contemporáneo
27 marzo, 2017 Gerardo Peralta

No es ninguna novedad saber que el mundo de la música es cada vez más competido hacia cualquier dirección a la que se apunte, el eterno movimiento pendular entre géneros y un horizonte provisto de miles de posibilidades afiliadas a las nuevas tecnologías hacen del jazz, el género maestro, un mutante con cada vez más extremidades. Es por eso que el nombre de Steve Lehman ha tomado fuerza y relevancia en el mundo del jazz de actualidad, ya que desde su aparición en 2001 con su Structural Fire, o uno de los ejes principales de su carrera como Fieldwork, proyecto que en compañía del también compositor Vijay Iyer y el arquetipo perfecto detrás de un set de batería, Tyshawn Sorey, sirvieran como eje para formar una multitudinaria colaboración entre músicos de todas latitudes del planeta que en su mayoría se encuentran basados en NY.

 

 

Este saxofonista, compositor y educador al que se le añaden los cuantitativos de Trio, Quartet, Quintet, Octet, además del Camouflage Trio ha logrado producir desde principios del siglo XXI una cantidad más que respetable de material de altísima calidad, creando una comunidad de artistas que genera múltiples proyectos desde la colectividad tanto como a nivel individual. Sus presentaciones en la casi sagrada y tristemente clausurada esquina The Stone, lugar dirigido por John Zorn, cautivó tanto a músicos expertos y estudiados como a entusiastas de la música nueva. No se puede esperar menos de un discípulo del gran Anthony Braxton y del legendario Jackie McLean.

La producciones de álbumes como Travail, Transformation & Flow de 2009 y Mise en Abîme de 2014  lo han llevado a recibir premios y reconocimientos de la comunidad jazzística de todo el mundo, galardones que también se deben a su trabajo referente a la música electroacústica, mismo que se enfoca en el desarrollo de modelos de improvisación basados en el entorno de programación Max / MSP.

 

 

Y hablando en materia de sus producciones, la más reciente Steve Lehman & Sélébéyone  se puede decir que es un álbum fantástico de principio a fin, hip hop de avanzada y live electronics, que fusionados con free jazz evolucionan el trabajo realizado en el pasado por genios como Guru y su Jazzmatazz Vol. 1 o de MF Doom y sus múltiples lanzamientos de Special Herbs, ya que deja atrás a los grandes clásicos de épocas doradas del jazz evocados gracias al recurso del sampleo para poner sobre la mesa una nueva tendencia en cuanto al matrimonio que hay entre estos géneros. El álbum fue grabado durante 2 días en el Samurai Hotel de NY a principios de 2016 y lanzado bajo el sello neoyorquino Pi Recordings a finales de ese mismo año, ofreciendo una alineación brutal que entre sus filas cuenta con la participación de High Priest, un todo terreno detrás del micrófono acreditado en esta producción como HPrizm, reconocido MC, productor y mente maestra detrás de Antipop Consortium, quien ahora forma parte de Sélébéyone, una impresionante agrupación de hip hop senegalés que se conforma  con esta la leyenda del underground neoyorquino y Gaston Bandimic, Damion Reid, Drew Gress, Carlos Homs, su colega y colaborador referente Maciek Lassarre finalizando con Andrew Wright como productor.

 

 

Una de las tantas partes que hace a este disco interesante además de mostrar en la portada un detalle de la obra creada en 2003 por el artista angelino Mark Bradford es la combinación de jazz cerebral y música electrónica, marco perfecto para desarrollar ciertas teorías en la práctica como la yuxtaposición de notas vs frecuencias, la microtonalidad y todas las variables de la música espectral. Otro aspecto a destacar es la extraña fusión de inglés, francés y wolof (dialecto senegalés) que dan pie a líricas sociales y espirituales reflejando de manera honesta el nombre del proyecto y el concepto de la colaboración: un terreno donde dos entidades fijas se encuentran y se transforman en algo hasta ahora desconocido.

 

 

Sin duda alguna uno de los mejores álbumes de la carrera de Lehman, una autentica demostración de que hay géneros que por más longevos que sean siempre están sujetos a nuevas direcciones, un verdadero golpe sobre la mesa del  “hip hop de tendencia” que cada vez más deja mostrar un vacío conceptual; este disco es una aportación más que sobresaliente en el amplio espectro del jazz que no debes pasar por alto

 

The following two tabs change content below.
Gerardo Peralta

Gerardo Peralta

Gerardo Peralta