William S. Burroughs, 7 Conexiones Musicales

By in Art & Lenguage, Audiodrome, Destacados, Home, Libros, Música, Populares, Secciones, top, Ultimas 1

El violador del lenguaje, el depravado lingüístico, el destructor verbal, William S. Burroughs; la maldad pura en uno de los antihéroes favoritos de la contracultura extrema. Sus experimentos literarios junto a Brion Gysin desarrollaron nuevas formas de encriptar y decodificar significados. Su literatura clasificada por algunos “especialistas” de incompresible, pervertida e inmoral, se ha convertido en una de las más valiosas de la literatura norteamericana ya que promueve ir más allá de masturbase y pasar a la acción.

El carácter sexual de su obra agrede la sintaxis y yuxtapone un mundo sumergido en la escatología, insectos interplanetarios, vampiros psíquicos y otras formas mutantes de maldad indescriptible que abusan de formas inimaginables de hermosos y radicales jovencitos que suelen ser mensajeros del ángel de la muerte o dobles agentes de la peor calaña de la banda de Nova, esto, mientras viajas y mezclas la cronología de la historia reconfigurando los mecanismos del metabolismo de la realidad, un potenciómetro que modifica el caos entre tiempo, espacio y verbo.

La influencia del autor no está presente solo en esta revista, a continuación te presentamos 5 obras/bandas musicales que están ampliamente penetradas por la literatura-ideología de William Burroughs.

 The Soft Machine / Le Matching Mole

De los más grandes representantes del sonido de Canterbury llega Soft Machine, formada por el baterista Robert Wyatt, el bajista Kevin Ayers, el tecladista Mike Ratledge  y el guitarrista Daevid Allen (que antes del primer álbum ya se había desprendido de la banda y fundado Gong). Los demás crearon este monstruo de jazz fusión psicodélico, tomando el nombre de la segunda novela de la primera trilogía de Burroughs, The Soft Machin (1961). años después cuando Robert Wyatt dejó la banda, formó junto con miembros de Caravan (otra eminencia del sonido de Canterbury), la agrupación Le Matching Mole, un sonido similar al de su pasada agrupación pero mucho más suave, algunos dirán diluido. Lo curioso de Le Matching Mole es que se trata el título de la traducción francesa de The Soft Machine, así Wyatt se aseguró de continuar en la tradición del lugar de los caminos muertos.

Laurie Anderson: You’re The Guy I Want to Share My Money With (1981) – Home of The Brave (1986)

William Burroughs, Laurie Anderson & John Giorno photographed at Giorno’s loft in New York City in 1980. © Marcia Rsenick / Retna Ltd.

Te presentamos dos joyas creadas por una de las mujeres más activas y radicales de la música experimental. La primera: You’re The Guy I Want to Share My Money With (1981), su primer disco, una colaboración de spoken word con dos monstruos sagrados: John Giorno, conocido por su instalación Dial M Poem, que fue presentada a inicios de los setenta en el MoMA de Nueva York. Su sello discográfico, Giorno Poetry Systems,  es la casa en la que se edita éste disco. El otro personaje es el Hombre Invisible, mejor conocido como W. Burroughs. Dividido en tres secciones, una por artista, se desdoblan poemas de los tres artistas que desarticulan el tiempo a través de la honrada y azarosamente estructurada contradicción del Cut-Up.

La segunda es su ya clásico Home of The Brave (1986), donde inicia con una dosis de down tempo ejecutado con percusiones electrónicas que son aderezadass por guitarras y bajos extraídos del sonido jamaiquino,  lo que nos conduce a un discurso agresivo de manipulación de imágenes tomadas de la realidad. Disfrazado con un estilo pop, logra hábilmente cuestionar la homofobia y misoginia de los ochenta valiéndose de la codificación y decodificación (práctica religiosa en las novelas de WSB). Conjugar imágenes, verbalizar el sonido y musicalizar la palabra son los procesos usados. Para cuando aterriza en el tema Language is a Virus, alude a la simbología y telepatía como nuevas formas de expresión universal, concepto que se desarrolla en la trilogía The Ticket That Explode, The Soft Machine y Nova Express. 

Material: Seven Souls

Proyecto del bajista y productor Bill Laswell, de entre sus más de 100 discos y colaboraciones, Material es una bomba de punk-jazz-funk-electro-noise. Seven Souls (1989) es su tercer disco de estudio, una obra donde lo acompañan Sly Dunbar, uno de los percusionistas jamaiquinos más respetados del reggae de finales de los setenta, Nicky Skopelitis y su impredecible guitarra griega a la jazz fusión, Jeff Bova uno de los teclados más solicitados de Manhattan y la percusión marcada y noventava a cargo de Aïyb Dieng de Senegal. Laswell arma este ensamble y lo manipula por el interior del lugar de los caminos muertos, recorriendo paisajes y destinos con olor a muerte, sampleando e intercalando fragmentos de lecturas de “The Place of Dead Roads” (1983), la segunda novela de otra trilogía. El resultado es el trip hop funk más delicioso que hayas escuchado.

Coil: Scatology

El álbum debut de Coil, cabeza de la alquimia cultural electrónica británica. En Scatology (1984)  el ocultismo y los rituales funcionan como vía para invocar las fuerzas de la naturaleza. Si bien el disco no tiene una conexión obvia o transparente como los otros, la inclusión de las técnicas e ideologías de William Burroughs  se mezclan con homenajes a otros radicales y corruptos destructores como Alfred Jarry, el Conde de Lautréamont y Salvador Dalí. En esta producción, la muerte, la penetración anal, la sumisión y defecación, dan uno de los más fieles soundtracks de cualquier obra de WSB.

Psychic TV: Electric Newspaper Issue 1 to 4

Las indicaciones descritas en la literatura de Burroughs son puestas en práctica de forma precisa y continua en la serie Electric Newspaper de Psychic TV. Estamos ante un periódico sonoro que combina y yuxtapone una serie de fragmentos y sampleos del archivo de la Transmedia Fundation, organización encargada de documentar la historia de la manifestación del Temple Ov Psychick Youth. Cuatro discos que pretenden predecir el futuro o en todo caso manipular las fuerzas del azar.

William Burroughs, Nothing Here Now But The Recordings

Dentro el sello discográfico Industrial Records, fundado por Throbbing Gristle y famoso por impulsar las carreras de Clock DVA, Monte Cazazza  y Cabaret Voltaire, Genesis P Orridge y Peter Christopherson tuvieron la idea de lanzar un disco sobre las lecturas y experimentos con el cut up de WSB; las cintas utilizadas en esta producción estuvieron almacenadas por años en los archivos de Giorno Poetry Systems solo esperando su momento de ver la luz nuevamente. En 1981 Industrial Records compiló y lanzó esta edición con una tapa diseñada por el mismo Christopherson , imagen fría, sombría y siniestra del magnetófono del William, máquina que desvanece la frontera entre ficción y realidad.

William S. Burroughs y Kurt Cobain: “The ‘Priest’ They Called Him”

Kurt Cobain, el joven que conquistó los noventa y que se voló la cabeza en 1994, era un gran fanático de la literatura maldita de WSB, Cobain buscaba que Burroughs saliera en uno de sus videos musicales, recibiendo siempre negativas por parte de Bill, quien mencionaría años después haber visto el halo de la muerte sobre Kurt Donald Cobain. Su colaboración llegó un año antes del fallecimiento del niño bonito del grunge, y se inmortalizó en un vinil de 10 pulgadas con una sola cara, la cual contiene The ‘Priest’ They Called Him.

Casi 10 minutos de feedback y paredes de ruido que interpretan el clásico navideño Noche de paz, mientras Burroughs realiza una lectura de su clásico relato del mismo nombre, material extraído de su libro Exterminator (1966). El relato también fue utilizado para el cortometraje animado The Junky’s Christmas, de Nick Donkin y Melodie McDaniel.