Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.
21 abril, 2016

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Erotismo; Pérdida de Placeres Infinitos.

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

 

No es ninguna novedad que el deseo encarnado popularizado a lo largo y ancho de todo el orbe por los griegos como “Eros”,  haya ido evolucionando a medida que el ser humano y su geografía imaginaria se yuxtapone a la frontera moral de su época, que en este caso es casi nula. Ha tenido múltiples representaciones y variaciones, pasando de geishas y cortesanas a bailes de máscaras en cortes reales, sin olvidar las increíbles obras de arte sonoras y pasajes visuales excitantes en materia de fotografía y pintura, hasta terminar en un muy buen gag como lo es Pornosonic de Ron Jeremy.

 

tumblr_n4xmjsthxQ1qz5g75o1_r1_1280

Komaro Hoshino

 

Solo que ahora ha tomado una forma turbo potenciadora de libido al grado de la vulnerabilidad absoluta, perdiendo la esencia del fantástico legado de nuestra especie que ha sabido vivir entregada a la sana costumbre de satisfacer sus sentidos. Ahora solo nos queda la representación del deseo a través de insinuaciones y exhibiciones privadas de todo carácter espiritual trascendente, mutado en un peón decadente al servicio en la mayoría de las veces de la publicidad. Se ha terminado por completo esa guerra milenaria contra el pudor humano, quedando solo una versión desanimada (aunque provocativa) de la constante metáfora del mundo social que es el cuerpo y sus reacciones en el sujeto de quien lo admira.

 

Nobuyoshi Araki

Nobuyoshi Araki

 

A mi entender, la principal causa de la pérdida del erotismo parece ser la búsqueda de anonimato extremo que hoy encontramos con tanta facilidad en ese rubro, y en gran medida generada por la desconfianza, ya sea en las personas o al otro lado de la pantalla, quedando mutilados de encanto y sin contar que solo se explota el sentido de la vista, limitando la capacidad de la imaginación a unos cuantos minutos de placer animal, obteniendo como resultado un aburrimiento total que se nutre de la falsa idea de que lo que debe prevalecer es (como resultado evidente de nuestra era) la inmediatez absoluta y desanimada de la sensualidad. Para concluir diría que en pleno ascenso a la deshumanización, por obvias razones es inútil recuperar el terreno perdido, teniendo como esperanza que los avances tecnológicos nos permitan plenamente por medios de una interface digital a manera de simulación exaltar todos los sentidos antes de que sea demasiado tarde.

 

Robert Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe