Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano
21 abril, 2016

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b

Piratería: Joya Invaluable del Entretenimiento Mexicano

En 1975 SONY lanzaría al mercado el formato de video Betamax y el siguiente año JVC y su empresa matriz “Panasonic” lanzarían VHS (Video Home System) y así se iniciaría la guerra de formatos del video casero en el cual VHS triunfaría. El objetivo principal del video casero era que los estudios relanzaran el stock que habían generado durante años, presentándolo al mercado con un reproductor y un formato en el que se almacena el material. La fórmula fue un éxito generando ganancias millonarias de los grandes clásicos que anteriormente habían generado otros cuantos millones.

El problema inició cuando el consumidor dejó solo de reproducir y comenzó a grabar. Solo se necesitaba un VHS virgen que indudablemente la misma industria tenía disponible en el mercado. El propósito de las compañías al tener disponible en el catálogo un tape en blanco era complementar la cámara de video que registraba en formato VHS y que podías visualizar en tu reproductor de video casero. Sin darse cuenta entregaron al consumidor las herramientas para adueñarse y copiar cualquier material que se transmitiera en televisión o se encontrara almacenado en un VHS, dando nacimiento a la esencia de la piratería.

 

b4118e_2b4946e18d8d42168ae37833f0110dc1

 

México, catedral de la corrupción, paraíso de la impunidad, el lugar más seguro para un criminal según nos ha contado Hollywood, aunque no todos los delitos son horribles o monstruosos en nuestro país. Algunos cuantos atacan directamente el corazón de la industria y brillan con la impunidad característica de nuestro país. Mi delito favorito siempre ha sido la piratería audiovisual, la única forma de crimen que un 77% de la población mexicana ha cometido y por el cual no siente ni experimenta ninguna culpa. La realidad es obvia, el pago de los salarios no se encuentra en armonía con el precio de las cosas, sin embargo el entretenimiento y la economía clandestina libre de impuestos abre camino a un sin fin de consumidores que toda su vida han sido expuestos de manera masiva al mensaje del consumo.

 

b4118e_def6af2fc2fc4e2d81a269af9b1a8cbc

 

Las industrias discográficas se quejan de millones de dólares en pérdidas y temen el derrumbe de su monopolio de explotación audiovisual dando a circular información que intenta humillar la necesidad creada por las mismas industrias por comprar una película o un disco pirata. Estas campañas buscaban la desmoralización del individuo donde explícitamente se utiliza a los niños para señalar que su padre es un criminal, que es un papá pirata. Afortunadamente este tipo de campañas no tuvo ningún éxito y la gente continúa  consumiendo piratería.

El VCD (Video Compact Disc) fue el primer formato de video digital en llegar a las calles con copias nefastas de clásicos favoritos, en la mayoría de los casos, la película venía cortada por la mitad, repartida en dos discos, su calidad era pésima y era prácticamente una garantía que el audio se encontrara desfasado. Efectivamente ninguna copia en este formato era superior a su original, pronto la piratería nacional se actualizaría con nuevas tecnologías de duplicado y cambiaría a los quemadores que permitían copiar en formato DVD, dándole a los piratas la oportunidad de ofrecer el famoso “CLON”, el cual es una copia exacta en calidad de audio y video a su original, este suceso en México fue una bendición.

En la década del 2000 se podía encontrar un puesto de discos pirata en cualquier parte, la industria clandestina creció, mejorando su producto y su producción, los puestos comenzaron a clasificarse por género y tendencias, en el terreno de los videojuegos, el Sony Play Station y el Sega Dreamcast, proporcionaron horas de diversión al alcance del consumidor mexicano gracias a los juegos piratas que circulaban de ambas consolas a un 90% menos de su precio original.

 

b4118e_3013e842b6f3478198d782582a980362

 

Dentro del denominado cine de arte, los avances de la piratería se encuentran en posiciones serias que se encargan de romper las barreras del comercio y el lenguaje, transgrediendo los límites impuestos por las mismas corporaciones, quienes configuran cada DVD dependiendo en que parte del mundo será comercializado y  limitándolo por regiones, en nuestro caso; Latinoamérica – Región 4. Todo esto con la intención de obstaculizar cualquier intento de importación y reproducción fuera de los reglamentos de distribución, acto despreciable que fue demolido por la tecnología pirata que encontró la solución con el apoyo de un software que rompe  candados y modifica los parámetros de región, teniendo la opción de configurar al código de reproducción universal y permitiendo la extracción del archivo en forma íntegra.

La barrea del lenguaje se enfrenta con la labor de la traducción y subtitulaje que es impulsada por el deseo de la difusión, este trabajo requiere invertir tiempo en un producto nuevo que será introducido al mercado y que posteriormente será copiado por otros piratas, promoviendo de esta forma el acceso a películas que en sus versiones originales no contienen un subtítulo pensado para el consumidor que habla español. Es en este punto donde la piratería supera al producto original, se iguala en calidad de audio y video con el plus de un subtítulo al alcance de nuestra lengua.

 

b4118e_b27bd208459b4713ba0274ab6e0cafb5

 

Los primeros 10 años del nuevo milenio fueron espectaculares para la piratería, pero la velocidad en la que las empresas caducan y lanzan nuevos formatos han disminuido el interés del consumidor por un formato físico, dando paso al almacenamiento en dispositivos portátiles como USB, o discos duros internos o externos. El consumidor ha optado por abandonar el consumo de la piratería física dando preferencia a la descarga ilegal en línea, la cual una vez más se desconecta del comerciante, seduciendo al consumidor a buscar el material deseado en línea por su propia cuenta.

La primera llegada de Cristo al Internet fue con Napster y el sistema P2P el cual revolucionaría el mundo del intercambio de archivos de cualquier clase. En tan solo unos meses Napster poseía la base de datos musical más completa del planeta, todo producto de la colaboración de miles de usuarios que abrieron sus discos duros y sus colecciones persónales de música, películas, fotos y documentos a otros usuarios que igualmente se entregaban al intercambio, un acto hermoso de rebelión del cual se desencadenaría una guerra por la información.

La importancia de la piratería en México y en el mundo representan el contraataque de la sociedad hacía el capitalismo que ejerce una presión de consumo en la población, la piratería nos defiende satisfaciendo nuestras necesidades de consumo, cultura y entretenimiento sin beneficiar a los sellos y productoras multinacionales. La piratería es un crimen donde la única víctima es un demonio sin rostro.

 

b4118e_33a586b55b0947938d9e8e560aeb420b