TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.
21 abril, 2016

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko

 

 

 

TAIKO: Cuna de la Percusión Japonesa y la Miyamoto Unosuke Shōten Co., Ltd.

Daihachi Oguchi  precursor de Kumi-Daiko

 

Alejado de los grandes reflectores y la vorágine diaria que ofrece el epicentro de vanguardia que hoy es Tokio, el distrito de Asakusa es reconocido como una de las zonas mas tradicionales de la ciudad, por ende no extraña que cerca de uno de los recintos más concurridos como es el templo de Senso-ji, se encuentre un lugar dedicado enteramente a objetos que han sido piedra angular en el desarrollo cultural del sol naciente como lo es taiko (太鼓), que en estricto sentido significa tambor grande, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia general para nombrar las diferentes gamas de tambores japoneses, cuyas funciones pasan por lo social, artístico, político y rigurosamente en lo religioso.

 

b4118e_636db48c97f645688c2e36d58bd8df6a

 

Desde su fundación en 1861, Miyamoto Unosuke Shōten Co. Ltd. ha sido un taller constante en la producción de taiko,  preservando los más altos estándares de la tradición wadaika, una clara muestra es que desde el primer tercio del siglo XX ha sido la matriz generadora de instrumentos para ejecutar gagaku (música tradicional en activo más antigua) en eventos de magnitudesimperiales como funerales y entronizaciones. Hasta hoy, funge como proveedor oficial de la agencia de la casa imperial, y de igual forma para las más importantes organizaciones de artes escénicas como el Teatro Nacional de Noh y Kabuki, convirtiéndose así en toda una institución referente a tan preciados instrumentos utilizados tanto en el budismo como en el sintoísmo.

Hay tantos mitos sobre el origen del taiko como variedades y tamaños del mismo, que indudablemente son parte fundamental del valor cultural de la región, pero basado en los argumentos que sugieren disciplinas como la arqueología y la historia es innegable que proviene de la mezcla de percusiones de la India, China y Corea, introducidas por medio de la migración y el budismo.

Dejando de lado su faceta como fabricante infalible, ha servido para fomentar el interés por las artes escénicas tradicionales de Japón a partir de la creación del Museo del Tambor “Taiko-Kan” en 1988, siendo el primer museo dedicado a la exhibición de taiko en general, cuenta con un stock con alrededor de 900 ejemplares de todas latitudes, dejando al alcance de los visitantes un conjunto de 200 piezas para su exploración entre los que destacan: San-no-tsuzumi, Furi-tsuzumi, Dadaiko, Tsuri-daiko, Ninai-daiko, Kakko, Kaiko, e Ikko.

 

b4118e_841328dc2bba4b628adf36e5431add3b

 

b4118e_e5c12a1d72184f9ea54cbf732e542357

 

Al hablar de taiko, sería imposible omitir el gran trabajo de Daihachi Oguchi, quien desde mediados del siglo pasado redefiniera la tradición de un taiko y un interprete al tomar como influencia una configuración tradicional de batería de jazz, mezclando diferentes tipos y tamaños de tambores creando lo que hoy se conoce como kumi-daiko o ensamble de taikos, generando un boom dentro y fuera de los confines de la isla, hecho que definitivamente aunque tal vez no de manera directa llevo a la compañía en 1993 a la apertura del Miyamoto Studio, un lugar para la impartición de las clases y la práctica de la música tradicional japonesa.

 

 

Método enseñanza taiko

Método enseñanza Taiko

 

Indistintamente de lo que se quiera creer, se torna obvio que no es una simple expresión artística que demande una técnica depurada impuesta por el rigor de la disciplina, va mucho más allá de eso, es un eco ancestral que lleva de la mano al camino de la meditación y a la purificación, vibración y energía que comunica con los dioses.

 

Odaiko

Odaiko