Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate
4 julio, 2017

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage

Entrevista con Postwar Reich; The Beauty of War, The Beauty of Hate

Melancolía de un porvenir, misantropía minimalista compuesta por pianos y cuerdas que se desarrollan en atmósferas metálicas y frías como el interior de un bunker abandonado, Hugo Coyote Millanes es independiente en todo el sentido de la palabra, su primer libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” y sus tres producciones discográficas bajo el nombre de Postwar Reich : Postwar 1919, Las Armas y el EP In Memoriam, han sido producidos con sus propios medios, separándose automáticamente de cualquier fórmula o circuito comercial, es un solitario que explora la tradición electroacústica de grabar y procesar sonidos. Postwar Reich encara la hipocresía de la supuesta libertad de nuestros tiempos, romántico que continua creyendo en el valor del objeto, la presencia física del disco, la materialización de la música.

Su proyecto ofrece una visión fatalista del presente y futuro, como una partida de ajedrez en la cual la organización y disciplina de la estrategia definen la ideología del jugador, su sonido nos puede situar en ambientes similares a Death in June y Current 93, Folk Post Industrial hecho aquí en casa, sin embargo esto solo es una pequeña característica de su espectro sonoro. POV tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Hugo Coyote donde nos platicó sobre sus procesos creativos e influencias en su obra.

 

“Me encanta El Triunfo de la Voluntad y eso en nuestra sociedad es tabú”

 

1 ¿Qué hay del concepto unidimensional que maneja Postwar Reich, utiliza alguna estructura o esquema en particular para sus composiciones?

– Invoco todas las fuerzas, puede ser molesto al principio, ya que piensan que es un proyecto pro fascista o nazi, Postwar Reich no es un proyecto adoctrinado o que busque adoctrinar, solo es una mancha sonora de ideas.

El primer día que entré al estudio para la grabación de “Postwar 1919″ (2013), Carlos Navarrete (ingeniero) me preguntó ¿qué quieres hacer?, le conteste que deseaba un disco como el Unknown Pleasures de Joy Division, que la primera impresión no se entienda, que todo parezca plano y conforme vuelvas a escuchar el álbum una y otra vez te des cuenta de los matices de sombra y luz que posee cada track. Cuando empecé a grabar el segundo disco “Las Armas” (2015), continúe con el mismo concepto, puesto que yo no estoy en ese plan de marketing que busca una nueva imagen que ofrecer, no hay una planeación temática ni sonora, hay cambios y diferencias con el primer disco pero se dieron de modo natural. Para Las Armas decidí utilizar un Órgano Harmonium y sonidos de Ondas Martenot, todo se dio sobre la marcha, nada estuvo planificado y así sucederá con el tercero, serán cuestiones que resolveré al estar grabando.

2 Mencionaste Ondas Martenot, ¿De qué se trata?

– Es un instrumento electrónico de principios del siglo xx , contemporáneo del Theremín y el Trautonium, su sonido es suave y hay muy pocos en el mundo, son delicados, se desafinan y descalibran fácilmente, tuve la oportunidad de usarlo y samplear sus sonidos gracias a que un amigo lo tiene, después maquillé el sonido con otros muestreos .

 

 

3 Los dos discos que produciste han sido grabados con el ingeniero Carlos Navarrete (Dokta Dude) ¿Para tu tercer LP continuarás trabajando con él?

– Para mi tercer disco no trabajaremos juntos, no es que nos molestáramos, al contrario trabajamos muy bien, simplemente ya estábamos viciados el uno del otro, para el siguiente disco supongo lo grabaré con alguien más, no sé, aún lo estoy componiendo y espero entrar a grabar en un año y por supuesto quiero sacarlo en vinyl, y talvez en vinyl doble, me estoy esperando a que algunas personas aquí en México empiecen a maquilar, me parece que Discos Mono tiene planeado comprar la maquinaria. Actualmente lo más caro son las placas que tienes que mandar grabar a Estados Unidos con un costo de 600-700 dólares y con una fila de espera enorme, tardan de 2 a 3 meses en entregártelas, luego un mes más para que hagan el prensado físico, que eso ya se hace en México con las prensas que están en Santa María la Rivera, La Roma Records ya está maquilando; ambas tiendas son buenos amigos míos, es donde se vende mi material, en fin para este tercer disco me voy a tomar más tiempo.

 

 

4 Una de las influencias en tu formación musical es la escuela de Pierre Schaeffer y Karlheinz Stockhausen, ¿cómo aplicas esto en tu sonido?

– Sampleo máquinas y vinyles, las distorsiono en un vil “Audacity” o “ACID Pro”, prueba y error, obviamente no cuento con las posibilidades de realizar un proceso físico de grabar en un tape en banda magnética y después cortar y pegar, sería lento, costoso y difícil de conseguir, por otro lado estoy muy influenciado por Olivier Messiaen y su “Quatuor pour la fin du temps” y el compositor del siglo XVIII Händel quien comprendió mucho antes que el punk y la música industrial que “less is more”

 

Postwar Reich – 2017 / Foto: David Basilio

 

5 Alguna vez me comentaste que para tu primera producción sampleabas los sonidos de tu entorno, ¿continuas con esta actividad en los materiales posteriores?

– Colecciono ruidos, puertas metálicas como la del edificio donde vivo, una vez que la abrí el sonido me evocó directamente a la obra de Stockhausen “Mikrophonie 1 y 2″, lo interesante es retocarlo como te mencionaba antes en un Audacity o ACID Pro y llegar a esos espectros o auras sonoras. La gente en ocasiones me pregunta con qué sintetizador o con qué aplicación lograste tal sonido, entre comillas todo es orgánico y natural; el único track que contiene un sonido electrónico es The Dream Machine, un tema que trabajé en el verano del 2009 y que recuperé para el segundo disco que produje en un acetato de 7 pulgadas, este reúne los bonus tracks del primer y segundo disco.

 

 

6 ¿ Hay planes de reeditar tu libro “A ataques fascistas: respuestas fascistas…” ?

– Me lo han propuesto y lo que parecía ser la propuesta más seria quería cambiar la portada, eliminar ciertos comentarios e insultos, me dio flojera no muero de ganas por volverlo a editar. Cuando lo escribí tenía 23 años, es semi autobiográfico, una mezcla de experiencias personales y de amistades donde el personaje tiene 17 años, fui muy honesto. A mis 23 ya tenía una visión musical muy diferente, más cercana a la que tengo ahora a los 35 pero mantuve las ideas que tenía a los 18 para este libro.

Actualmente estoy escribiendo un segundo libro en el que llevo 6 años trabajando, voy lento y siento que es un libro que ya se atrasó, la realidad lo ha rebasado.

7 ¿Los contextos político/ sociales que vivimos influyen en tu obra?

– No, la actualidad no me influye ni musical ni a nivel escritura, lo políticamente correcto está instrumentalizando ciertas luchas progresistas liberales, situación de la que hablo en el primer capitulo de “A ataques fascistas: respuestas fascistas…”,  a los 23 años los eventos reales le están dando la razón a aquel personaje, debido a eso no me tomó por sorpresa lo que esta sucediendo en Europa y en Estados Unidos. Estoy en contra de lo hipócritamente políticamente correcto.

La ambigüedad política de hoy en día se me hace de lo más interesante, se dicen muchas pendejadas pero a la vez salen a relucir cosas que era necesario decir o señalarlas. El fenómeno Trump se me hace un gambito histórico (sacrifico de pieza en el ajedrez), México la va a pasar muy mal en estos años pero eventualmente vamos a agradecer que haya ganado ese cabrón, ya es hora que México deje de ser tan dependiente de Estados Unidos, no es posible que el 70 o 80% de importaciones sean solo con ese país, México debe tener ya su propia personalidad, debe construir y diseñar sus propios autos, su propias fuentes de energía, producir todos sus hidrocarburos, debe buscar otras materias primas y construir sus propios gadgets y tecnologías, no todo se debe importar y copiar, ¿por qué? siempre seguir el mismo molde, ¿por qué alabar tanto ese país? Yo nunca he usado un smartphone, para mi el celular es una llamada, un mensaje y se acabó, paso demasiadas horas en la computadora como para estar frente a una pantalla en el metro o en el coche.

8 ¿En dónde se visualiza Postwar Reich en 10 años?

– Inactivo, ni siquiera me considero alguien activo, no lo ando promocionando o moviendo, se venden más los discos por Internet y los envío a países como Alemania, Francia o Rusia. Me gusta que se haya convertido en algo de “boca a oreja”, la idea es que gradualmente se vaya formando un “fanbase” de culto, y al pasar 20 o 30 años se diga “ah ese era el disco” y nadie lo peló. Me gusta el perfil discreto, “low-profile”, quien guste escucharlo bienvenido.

 

 

LINKS:

Soundcloud:

Discogs

Fanpage