La Muñeca Fea: Una Mirada a la Vida de las Sexoservidoras de la Tercera Edad

La Muñeca Fea: Una Mirada a la Vida de las Sexoservidoras de la Tercera Edad
15 noviembre, 2016 D. Lazarini

Uno de los documentales más absorbentes y demoledores dentro de la muestra de DOCSMX 2016 fue el caso de La Muñeca Fea, dirigido por los realizadores Claudia López García y George Reyes. El material nos ofrece una mirada devastadora y penetrante que fluye con una carga llena de humanidad dándonos a conocer el desenlace en la vida de las mujeres que se han dedicado al servicio sexual.

Explotadas, marginadas, maltratadas y olvidadas; La Muñeca Fea es un documento invaluable sobre la experiencia de vida de las sexoservidoras que se encuentran entre los 60 y 90 años, una película que nos muestra el valor de los seres humanos como individuos, como personas, que al igual que todos buscan un mismo fin, sobrevivir, seguir adelante, no detenerse y por supuesto amar y ser amadas, muchas de ellas aún esperan ser visitadas/rescatadas/perdonadas por sus hij@s, otras están resignadas y saben que la vergüenza de sus familiares pesa más que el amor que estos les tienen.

 

carmen

Foto: Claudia López

 

Nuestra horrible y machista sociedad siempre se ha caracterizado por obstaculizar el triunfo de la mujer, desvalorizar sus capacidades y principalmente hacerla sentir menos de lo que vale. En México y en casi todo el mundo la mujer que triunfa vale el triple de lo que cualquier hombre exitoso podría valer, para mi Carmen Muñoz, uno de los personajes principales por los que gira este documento es una mujer de éxito, que a pesar de haber tenido como todas ellas una historia triste, llena de violencia y desgracia, no fue suficiente para tumbar su espíritu, ella siguió adelante, enfrentándose a la adversidad buscando la forma de sobrevivir y no conforme con eso, encontrar la manera de ayudar a sus colegas de oficio, mujeres mancilladas por nuestra sociedad que han sido relegadas a un rincón no solo de las calles sino también de la memoria colectiva. Las trabajadoras sexuales de la tercera edad existen, y al igual que todos, también sienten, y posiblemente sientan más que cualquiera de nosotros que vivimos una vida con todas las necesidades básicas cubiertas y al no vivir bajo la violencia, el cautiverio y la explotación  de un esposo proxeneta y violador, en la mayoría de los casos.

 

captura-de-pantalla-2016-11-15-a-las-00-06-55

Foto: Claudia López

 

Carmen Muñoz se refiere al surgimiento de la idea de crear un albergue para sus homologas como un “Sueño Loco”, me inspira el significado de esta frase, el cual inmediatamente me transporta al plano de lo platónico o imposible, sin embargo su “Sueño Loco” tuvo la suficiente voluntad para transformarse en una realidad. Carmen después de ejercer la prostitución durante décadas se dio cuenta que su experiencia de vida era muy similar a la de otras mujeres en el mismo campo laboral; después que la juventud y la vitalidad se escapara de sus cuerpos, el lugar que se tenía reservado para ellas es un oscuro rincón en una fría calle debajo de cartones para escapar unos instantes del helado golpe de la sociedad.

 

captura-de-pantalla-2016-11-15-a-las-00-11-28

Foto: Claudia López

 

Después de una cansada y complicada búsqueda fallida de apoyo con numerosos políticos y funcionarios, Carmen no se dio por vencida y continuó mandando escritos y oficios a distintas entidades gubernamentales buscando la ayuda para una considerable cantidad de mujeres que prácticamente no tenían a donde ir. Fue hasta el 2006 que el gobierno de la Ciudad de México escuchó sus peticiones y donó un predio abandonado en la Merced con el fin de que fuera ocupado por las trabajadoras sexuales de la tercera edad. La Merced es un espacio ya clásico en nuestra ciudad para ejercer y consumir la prostitución, lugar que ha sido recorrido por muchas de las actuales residentas de este albergue que se bautizó como Xochiquetzal, nombre extraído de la tradición mexica que representa a la diosa de la belleza, las flores, el amor y el placer. La casa de Xochiquetzal opera desde el 2006, en un principio fue manejada por la persona que consiguió que esto se llevara acabo: Carmen Muñoz, quien en testimonio de muchas de la mujeres que han vivido en esta casa, es prácticamente una madre para todas ellas, Carmen no solo administraba las cuestiones de servicios de salud y limpieza básicos de la casa, también se encargaba de proporcionar amor y atención, escuchar y ofrecer un respiro de dignidad a sus colegas que en muchos casos continúan ejerciendo o como la misma Carmen menciona: Siempre volvemos a la calle.

 

captura-de-pantalla-2016-11-15-a-las-00-11-00

Foto: Claudia López

 

El trabajo que los directores Claudia y George realizaron es sin duda de valor humano, una labor impecable, sensible y llena de respeto que al mismo tiempo denuncia la tragedia y horrores de la prostitución, un material que se encarga de darle voz y de ofrecer la oportunidad a las residentes de Xochiquetzal de regresar a la memoria colectiva y de recupera esa dignidad que la misma sociedad y la necesidad les ha quitado. Los directores junto con su equipo de producción se sumergieron en este proyecto que dio fruto a más de 100 horas de grabación en un lapso de 6 añ0s, este tiempo demuestra el compromiso y respeto que los realizadores tenían hacía el proyecto, el cual orgullosamente estrenaron dentro de la muestra de DOCSMX 2016.

Es curioso y al mismo tiempo monstruoso ver como el trasfondo de este documento se redirecciona al “hombre abusador” que somete, golpea y explota sin remordimiento alguno. Xochiquetzal alberga el dolor y el abandono de un sector que es prácticamente invisible a los ojos de la sociedad.

 

captura-de-pantalla-2016-11-15-a-las-00-08-18

Foto: Claudia López

 

A pesar que la vida y el gobierno le arrebató el sueño por el que Carmen trabajó muchos años, ella se encuentra en paz y moralmente satisfecha consigo misma por haber logrado colocar las bases de un proyecto que hasta donde yo sé, no existe en toda América ni en el mundo, se trata de una propuesta única e innovadora que espero sirva de ejemplo para otros países donde la mujer de la tercera edad que ha atravesado los horrores de la prostitución tenga un lugar, un hogar a donde regresar, descansar y sentirse cómoda después de una vida agotadora física, mental y espiritualmente.

 

Para mayor información visita: www.munecafea.com

 

14441007_1660674970911811_96387359383790772_n

 

captura-de-pantalla-2016-11-15-a-las-00-08-52

Foto: Claudia López

 

captura-de-pantalla-2016-11-15-a-las-00-08-33

Foto: Claudia López

 

captura-de-pantalla-2016-11-15-a-las-00-10-37

Foto: Claudia López